En Teziutlán sí hubo proyecto de los primeros cien días de gobiernó, y este fue alza de impuestos, implantar un gobierno caprichoso, iniciar con la privatización de los servicios públicos, ya se dio el de la recolección de la basura y seguirán el agua y el alumbrado público.

Se implanto un gobierno desorganizado en su máxima expresión y sin dirección alguna, la amenaza, la persecución y el chantaje son otras líneas de las acciones del actual gobierno en la Perla de la Sierra, súmele la burla a las Juntas Auxiliares a las que no se le respeta su autonomía, el atentado al patrimonio histórico de Teziutlán, violación a los derechos humanos de los periodistas coartando la libertad de expresión de reporteros y de ciudadanos que libremente opinan sobre el mal gobierno que tenemos y toda clase de acciones que van en detrimento de nuestra sociedad.

Una total y completa decepción es lo que tenemos en nuestro gobierno. Esto son los logros de los primeros cien días de gobierno que se cumplirán en unas tres semanas. Y la pregunta es, ¿ahora que sigue?.

Pues seguiremos en esa misma tónica, cero obras de beneficio social, obras caprichosas que construirá el gobierno del estado como la del CEPMAC y la del CESSA y si bien ya se aprobó un paquete de obras para algunos barrios la realidad es que estas no cubren en lo más mínimo las necesidades de los teziutecos.

Lo que viene después de que se cumplan los primeros cien días de gobierno será la descalificación a las anteriores autoridades municipales. Y el plan ya está hecho, el flamante y excelentísimo Presidente Municipal de Teziutlán ya dio las indicaciones de iniciar una guerra mediática en contra de Carlos Peredo y Carlos Aguilar y harán serios señalamientos de anomalías encontradas principalmente en las áreas de tesorería, obras públicas y la secretaria general del ayuntamiento.

Esta estrategia las planteo, desde antes que tomara posesión y esas ideotas (ideas grandes) jajajajaja, que solo se le pueden ocurrir al excelentísimo, contemplaba exhibir también a los medios de comunicación, lo que ya está haciendo y su primer blanco y considero que único, y no sé porque, es un servidor y este medio de comunicación (La Opinión Diario de Mañana).

Pues desde que planteo su ideota de dar a conocer las anomalías que encontrara, alguien le dijo que solo iba a perder el tiempo, porque él no es la autoridad ni el conducto para hacerla, sino la Auditorio Superior del Estado y el Congreso del Estado, y le dejaron en claro que como Presidente Municipal no tiene injerencia alguna ni poder para poder llevar a la justicia a las anteriores autoridades, es más le dijeron “vas a ser un simple presidente” y creo que no se equivocaron en eso de simple, porque no ha hecho absolutamente nada para sobresalir.

Por ley, a las autoridades entrantes se les dan 90 días para hacer observaciones a lo que recibieron y hasta ahí para la injerencia de un nuevo gobierno a las anomalías o delitos que haya cometido el gobierno anterior.

Pero fiel a su capricho ya están organizando todo para sacrificar a la anterior autoridad, y creo que todos los ciudadanos estamos de acuerdo en que se aplique la ley y se castigue a los responsables si cometieron abusos, pero creo sin temor a equivocarme que el excelentísimo no tiene poder, pero menos la calidad moral de cuestionar, porque en estos cien días de gobierno que están por cumplirse no ha hecho absolutamente nada por los teziutecos y desviar su atención en acciones que no le corresponden más que a la contraloría del estado, al congreso y las autoridades de justicia es algo malo, porque seguiremos en la parálisis gubernamental.

El edil tiene clara su atención, desprestigiar a la anterior administración, cuando ni siquiera ha sido capaz de demostrar que él es mejor y eso que cuenta con el apoyo y respaldo del gobernador.

¿Acaso no se ha dado cuenta que gracias a él, ahora todos extrañan a Carlos Peredo?, jajajajaja, pobre, ojala deje de estar perdiendo su atención en acciones que él nada tiene que ver. Por supuesto que tiene no solo el derecho y la obligación de hacer los señalamientos de las anomalías que encuentre y la ley les da un plazo de 90 días, pero dedicar, tiempo, dinero y esfuerzo en una guerra mediática para desprestigiar a sus antecesores, creo que es una verdadera pérdida de tiempo.

Como dije, no tiene la calidad moral, pero peor aún, no tiene poder para hacer justicia y su papel es solo hacer observaciones porque si no será cómplice, pero hasta ahí. Si hay alguna responsabilidad será la Auditorio Superior del Estado, el Congreso y la PGJ del estado si es que encuentran elementos para iniciarles observaciones y denuncias penales.

Así es que no se sorprenda si desde el anonimato empiezan a circular en Teziutlán panfletos donde además de desprestigiar a sus adversarios políticos, medios de comunicación y a la anterior administración, los utilice para justificar sus malas acciones de gobierno y su incompetencia tal y como lo hizo el primero de mayo en que distribuyo un panfleto para justificar la privatización de la basura y para desprestigiar a los que organizaron la marcha en su contra el Día del Trabajo.

La mejor manera de desprestigiar a sus adversarios políticos, enemigos y todos aquellos que lo cuestionan y no piensan igual que él, es demostrando capacidad, gobernabilidad, ofreciendo un gobierno eficiente, honesto, capaz y todo sobre todo transparente, lo que por desgracia no tenemos en Teziutlán.

Por cierto, al que si le ira muy mal en esta casería de brujas y con justa razón es a Hugo Marín ex director del SOSAPATZ, que dejo un verdadero cochinero, y a él es casi seguro que le caída la ley encima, pero no porque el edil tenga poder, sino simplemente porque se aplique la ley y ojala así sea. Nos leemos mañana.