Padre Nacho*

El 11 de enero de 1923, el delegado apostólico Ernesto Filippi bendijo la primera piedra del monumento a Cristo Rey en la montaña del Cubilete. Este cerro de origen volcánico en la vertiente sur occidental de la sierra de Guanajuato tiene una altura sobre el nivel del mar de 2,480 metros y se considera el centro geográfico de nuestro país. Se llega a la cima por un camino de 14 kilómetros que sale de la carretera que une las ciudades de Silao y Guanajuato. A mitad del trayecto hacia el Cubilete se encuentra un pequeño templo de base octogonal, erigido en honor de María Reina. En la cumbre, se encuentra la estatua de Cristo Rey con una altura de 20 metros: el cuerpo es de concreto y la cabeza y las manos de bronce. De este mismo material son los dos ángeles de 3 metros cada uno, que están al pie del también llamado “Cristo de la Montaña”: el del martirio porque sostiene verticalmente una corona de espinas, y el del triunfo porque alza con las manos una corona real de resurrección.

El 13 de enero, dos días después de la bendición de la primera piedra del monumento, el gobierno del presidente y general Alvaro Obregón ordenó la expulsión del delegado apostólico, porque consideraba que se había violado el artículo 24 de La Constitución de 1917 ( “el culto religioso debe celebrarse exclusivamente en los templos o en los domicilios particulares”). El día 16 del mismo mes de enero, el cardenal secretario Gasparri pidió en nombre del Papa, al Presidente de la República que se anulara la expulsión mientras se hacían las averiguaciones del caso; la Secretaría de Relaciones Exteriores respondió por medio de don Alberto Pani que no se podía aceptar tal petición. El día 17 de enero de hace 94 años, el delegado apostólico salió de nuestro país como “persona non grata” para Estados Unidos y de allí a Europa…Se acentuaron las tensiones entre el Estado y la Iglesia… ¡Y se paralizó la construcción de la obra!

El 30 de enero de 1928, el primer monumento inacabado fue dinamitado por manos dizque anónimas…El 11 de enero de 1938, fue reconocida como “monumento votivo nacional” la capilla anexa a la catedral de León, Guanajuato, provisionalmente, en espera de que pudiera sustituirse el original que fue destruido. El proyecto para el nuevo fue aprobado por el Episcopado Mexicano en febrero de 1943, porque las relaciones gubernamentales con la fe católica fueron incluyentes en un peculiar “modus vivendi”; más aún, el presidente y general Manuel Avila Camacho (1897-1955), bautizado en su natal Teziutlán, se había declarado “católico” e hijo de los esposos creyentes don Manuel Avila Castillo y doña Eufrosina Camacho de Avila.

El 11 de enero de 1944 se reinició la construcción del sitio. La escultura monumental fue bendecida, junto con el santuario, por el obispo Manuel Martín del Campo el 11 de diciembre de 1950, en el aniversario de plata de la encíclica “Quas primas” del Papa Pío XI…¡Cada año, en el mes de enero, más de cien mil jóvenes asisten siempre al lugar!

Cristo Rey es muy importante en los corazones mexicanos; por eso lo cita el filósofo de la canción popular, José Alfredo Jiménez ( nacido en Dolores Hidalgo, Guanajuato, el día 19 de enero de 1926) en su “Camino de Guanajuato”. Nos dejó en verso y canción lo siguiente:

“El Cristo de tu montaña,
del cerro del Cubilete,
consuelo de los que sufren,
adoración de la gente,
el Cristo de tu montaña,
del cerro del Cubilete”…

Esto y otras realidades históricas más del México de entonces, provocaron la guerra de los cristeros, de 1926 a 1929…Si entonces hubieran existido las “redes sociales” actuales, ¡la inconformidad de nuestro pueblo rebasaría con creces el enojo del “gasolinazo” presente!

*José Ignacio González Molina ejerce su ministerio en el Infonavit San Jorge; como historiador egresado de la Universidad Iberoamericana de la Cd. de México, la docencia en la Escuela Libre de Derecho. Desde 1993 pertenece al H. Consejo de la Crónica de la Cd. de Puebla. Difunde el programa de Historia de México “Suave Patria”, los martes de 6 a 7 de la tarde, en Radio Puebla ( antes SICOM ), 105.9 F.M., enlazada con sus estaciones hermanas del Edo. De Puebla. Radio y/o TV, además de Podcast: www.puebla.mx y/o podcastpueblafm.