Por Jesús Lemus/Puebla

Rumbo a las elecciones de 2018, el Partido Encuentro Social (PES) se desintegra, pues militantes de la fuerza política rompieron relaciones con su líder estatal, Raúl Barranco, quien fue acusado de malversar recursos públicos que se usan para actividades ordinarias del instituto partidista.
En el encuentro con los medios de comunicación y en presencia del diputado federal de MORENA, Alejandro Armenta Mier, estos militantes del Partido Encuentro Social y que fueron encabezados por secretario General, Javier Tiberio Aguilar, puntualizaron que se sumarán al proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.
Tiberio Aguilar denunció que el líder estatal, Raúl Barranco Tenorio está prometiendo candidaturas rumbo al 2018, sin que se tome en cuenta a la militancia para la asignación de quienes podrían pelear por estos espacios.
Enfatizó que el dirigente estatal ha manejado las prerrogativas del partido de manera discrecional y en total opacidad, debido que no ha presentado informes claros a quienes forman parte de esta fuerza política.
Subrayó que en el Comité Municipal del PES, se encuentran registrados 2 mil militantes pero supuestamente tiene una “capacidad de voto duro de entre 20 mil y 40 mil personas que podrían respaldar a López Obrador”.
“A través de un grupo de familiares se ha apoderado del partido y ha roto básicamente con los ideales de la democracia del partido pero sobre todo ha olvidado lo que conlleva y la parte más importante que es la militancia. Ha utilizado los recursos de forma autoritaria y discrecional”.
Por lo anterior, el secretario general del PES en la capital poblana, insistió que romperán relación con dicha fuerza política; por lo tanto, trabajarán para reforzar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador, quien se perfila como candidato presidencial de MORENA.