• Personal de la agencia de homicidios recogió los restos viscerales encontrados para que fueran analizados por Servicios Periciales.

Odilón Larios Nava.- Restos “viscerales” causaron la movilización de las fuerzas policiales y fue necesario que personal de la Agencia del Ministerio Público Especializada en Homicidios acudiera para efectuar el levantamiento de las mismas, por lo que se presume pudo tratarse de restos humanos, aunque lo anterior será confirmado o descartado por los resultados de las pruebas periciales.
Fue alrededor de las 11:00 horas de este viernes cuando trabajadoras de limpia del municipio, de las conocidas como “naranjitas”, se encontraban barriendo en la 43 Poniente y la 5 Sur de la colonia Gabriel Pastor, que se percataron de una bolsa negra, la cual contenías vísceras, un hígado y otros restos, además de guantes blancos.
Ello asustó a las empleadas de limpia, quienes avisaron a la policía. Los oficiales municipales en un principio demeritaron el reporte indicando que eran restos de animales, pero ante la insistencia de las personas que transitan por el lugar tuvieron que dar aviso al personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ).
De esa forma es como el personal de homicidios de la PGJ y de Servicios Periciales acudieron para hacer una inspección, al no poder determinar a simple vista que se tratara de restos animales, y no descartar que fueran humanos, hicieron el levantamiento de los restos viscerales y se retiraron del lugar.