• Se piensa que la madre pudo tener complicaciones por la cantidad de sangre que perdió.

Odilón Larios Nava.- Triste y sangrienta escena detectaron los trabajadores de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) en las instalaciones de la estación de San Bernardino Tlaxcalancingo, en San Andrés Cholula, ello cuando el miércoles por la noche detectaron un bebé recién expulsado del vientre materno dentro de uno de los escusados, estaba muerto flotando en litros de sangre.
La noche de este miércoles los empleados dela estación de RUTA en Tlaxcalancingo al hacer la limpieza de los baños se percataron que dentro de una de las tasas de baño estaba un bebé completamente formado, aún con placenta.
Por la forma en cómo yacía el pequeño cuerpo detectaron que el feto – bebé – ya no presentaba signos vitales. El personal avisó a sus jefes inmediatos y éstos a su vez solicitaron la presencia de la policía y los servicios de paramédicos.
Técnicos en urgencias médicas de SUMA corroboraron que el pequeño estaba muerto. Por lo anterior se solicitó la presencia del Ministerio Público de San Andrés Cholula para que realizara las diligencias del levantamiento del cadáver.
Se investiga la identidad de la mujer que fue a abortar en este lugar. Se presume que la fémina pudo tener complicaciones a su salud debido a la cantidad de sangre que perdió, por lo observado en el escusado.
Según algunos reportes el nonato estaba completamente formado, incluso se le apreciaba cabello, por lo que piensan que puede tener por lo menos siete meses de gestación.