• Se trata de la parte del cuerpo que faltaba al cadáver de Diana Berenice Lugo Aldana.
• El río Atoyac la arrastró hasta otro de sus afluentes, el río Nexapa y fue encontrada en Izúcar de Matamoros.

Odilón Larios Nava.- En Izúcar de Matamoros fue encontrada la cabeza que faltaba al cadáver de Diana Berenice Lugo Aldana. El río Atoyac la arrastró hasta uno de sus ramales, el río Nexapa, donde fue localizada por campesinos y éstos dieron aviso a las autoridades. Horas después se confirmó que correspondía a la parte del cuerpo que faltaba a Diana Berenice.
Fue la tarde de este miércoles, cuando algunos campesinos reportaron a los números de emergencia la presencia de una cabeza humana atorada entre las piedras del río el cual tiene un nivel bajo.
En un inicio no se precisó si se trataba de una cabeza masculina o femenina, pero por la trayectoria que siguen las aguas del río Atoyac, no se descartó que pudiera tratarse de la parte faltante al cuerpo de la mujer de 35 años de edad.
Personal de la policía municipal de Izúcar, de la policía estatal y la ministerial llegaron hasta el lugar ubicado a la altura de la calle Manantiales sin número, en el barrio Mazatla. Allí aseguraron el sitio hasta que el Ministerio Público arribó para efectuar el levantamiento de la cabeza, e iniciar las investigaciones de rigor.
Horas después fuentes cercanas a la Fiscalía General del Estado (FGE) corroboraron que se trató de la cabeza que faltaba al cadáver de Diana Berenice Lugo Aldana.
Como se ha informado oportunamente en este diario el pasado lunes alrededor de las 14:00 horas fue localizado el cadáver decapitado de una mujer en la represa del río Atoyac ubicada a la altura de la colonia La Carmelita, en la ciudad de Puebla.
Después se confirmó que se trataba de Diana Berenice Lugo Aldana, de 35 años de edad, quien estaba desaparecida desde el pasado sábado cuando salió de trabajar a las seis de la mañana. Horas después el personal de la Agencia Especializada en Investigación de Homicidios capturó a la expareja sentimental de Diana Berenice, de nombre Jesús Hernández Martínez, a quien se le acusa de haberla matado y decapitado, para después echar el cuerpo a las aguas del río Atoyac a la altura de la autopista.
Aunque el lunes se localizó su cuerpo, la cabeza no fue encontrada por las autoridades hasta este miércoles, que apareció en el río de la mixteca poblana.