• Es un hombre en calidad de desconocido, el cual presentaba puñaladas en el pecho y un hoyo a la altura del corazón.
• Se desconoce si la cavidad le fue ocasionada por los homicidas o si es producto de la acción de la fauna.

Odilón Larios Nava.- Muerto, con heridas de arma blanca en el pecho, con un hoyo del tamaño de dos puños a la altura del corazón, semidesnudo, únicamente vistiendo un calzón rojo y calcetas blancas, así es como fue localizado un hombre de entre 35 a 40 años de edad, a unos metros del río Atoyac en la calle Francisco Villa, en San Lorenzo Almecatla, en el municipio de Cuautlancingo.
Hasta el cierre de esta edición, se desconocía si el hoyo en el pecho le fue hecho por los asesinos, o si se trata de una acción propia de la fauna carroñera del lugar.
Las autoridades investigadoras, de inicio, no tenían delimitado el móvil del asesinato, aunque por el sitio del hallazgo del cuerpo, no descartan que el móvil haya sido el huachicol. Pero por las lesiones de arma blanca que presenta en el pecho, del lado izquierdo, no se descartó tampoco un asunto de carácter pasional. Sin embargo las autoridades esperan que una vez identificado el cuerpo, los familiares aporten información que ayude a esclarecer el homicidio.
El occiso es un hombre cuya edad calcularon entre 35 a 40 años de edad, de complexión gruesa, con tez color blanco, con barba. El cual fue hallado entre las hierbas, estaba semidesnudo, sólo portaba un calzón color rojo, y calcetas. A unos 30 metros del cuerpo fue hallada una camisa color blanco con manchas de sangre y diez metros más atrás un pantalón de mezclilla color azul, se presumen pertenecían al hoy occiso.
Se sabe que entre los indicios recabados, las autoridades encontraron un rastro de sangre sobre la calle Francisco Villa en la parte pavimentada, hasta llegar al cuerpo hallado a un costado donde la calle se convierte en un camino de terracería.
Policías de Cuautlancingo acudieron para acordonar la zona donde yacía el cuerpo y los indicios. Las diligencias del levantamiento del cadáver corrieron a cargo del personal de la Agencia Estatal de Investigación y peritos de la Fiscalía.
Se desconoce si el hoyo en el pecho fue producto de la agresión que sufrió, o si fue la fauna carroñera la que dejó ese daño el cuerpo.