A cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es una prioridad de su gobierno encontrar a los jóvenes, conocer la verdad y que haya justicia.

 

“No pierdo las esperanzas, estoy optimista, creo que vamos a darles buenas noticias a los familiares. No lo descarto, no me doy por vencido, al contrario, creo que vamos a lograr llegar a la verdad, porque, insisto, si no hay protección, si no hay complicidad, si no hay contubernio de las autoridades con quienes participaron en estos hechos, se tiene que saber”, subrayó.

 

“El que estemos aquí informando demuestra eso”, agregó en conferencia de prensa matutina durante la presentación del informe de avances de las investigaciones para conocer el paradero de los jóvenes.

 

El jefe del Ejecutivo hizo un llamado a que quienes tengan información fidedigna, comprobable y confiable de los normalistas, la aporten para encontrarlos. La Fiscalía General de la República ofrece una recompensa de un millón 500 mil pesos.

 

En el caso de quien aporte datos del paradero de Alejandro Tenescalco Mejía, uno de los principales integrantes del grupo delictivo que operó la noche de Iguala y que formó parte de la Policía Municipal, la FGR le dará 10 millones de pesos.

 

“Sería una gran contribución el que se ayude a saber el paradero de los jóvenes, quienes sepa algo, no sólo tendrán esta recompensa en lo material, será un servicio de primer orden al país, a México”, remarcó el mandatario.

 

El presidente indicó que el Gobierno de México tiene voluntad y está abierto al escrutinio internacional, por lo que la participación de investigadores externos no tendrá obstáculos ni limitaciones.

 

“Están abiertas las puertas del país para ayudar a esclarecer este asunto”, remarcó.

 

Destacó que participan todas las instituciones y en particular la Secretaría de la Defensa Nacional ha presentado información y abierto a los familiares e investigadores las instalaciones del 27 Batallón Militar que anteriormente no se permitía visitar.

 

Con la playera puesta de los 43 estudiantes, que los familiares de los estudiantes pidieron al presidente usar en este quinto aniversario de los hechos, el jefe del Ejecutivo refrendó su afecto y apoyo, al tiempo que les aseguró que no faltarán los recursos para conocer la verdad.

 

“Está dada la instrucción de que participe todo el gobierno con todos los recursos que sean necesarios. Alejandro (Encinas) está contando con todo el apoyo que se requiere. Yo tengo el compromiso con las madres, con los padres, de estarnos reuniendo periódicamente (…) Quiero que sean pocas, para encontrarnos, si es posible, en las comunidades, en los pueblos, ya resuelto este caso”, apuntó.