Por Angélica Patiño Guevara/Puebla.- Para evitar malos entendidos, el ayuntamiento de Puebla inició reuniones con los 13 presidentes auxiliares electos con la finalidad de darles a conocer las nuevas atribuciones a las que tendrán derecho, tras la reforma a la Ley Orgánica Municipal.
Estas reuniones son encabezadas por el presidente municipal Antonio Gali Fayad quien con las reformas aprobadas por el Congreso del estado, en lo que se refiere a sus nuevas atribuciones, ya que hubo algunos cabios y recortes en sus derechos como representantes de estas demarcaciones.
Al respecto, el edil capitalino informó que entre las nuevas adecuaciones se encuentra el retirarles sus facultades para realizar cobros como los que se hacen en los registros civiles, agua potable, por instalación de comercio informal, ya que esto pasará a manos del estado y ayuntamiento.
Además se ha informado que todas las policías destinadas a las demarcaciones, será por asignación del municipio, es decir, que los ediles no podrán contratar a su personal, sino que esto lo resolverá el ayuntamiento.
Detalló que el gobierno municipal estará vigilante de que se cumpla la ley, por lo que ya fueron notificados sobre las nuevas disposiciones legales y no hay forma de que aludan desconocimiento del tema.
“Ya no tienen el encargo de las patrullas, las patrullas son municipales, ya no tienen a su cargo el cobro de agua, de piso, derechos, el registro civil. Como ustedes saben esto fue aprobado por los diputados. Con todo respeto les digo y lo he platicado con ellos, que se acerquen al presidente municipal, al secretario general del ayuntamiento, y al secretario de gobernación para ver cuáles son sus nuevos funciones y no se extralimiten”.
Aseveró que la relación con los nuevos presidente de las 17 juntad auxiliares será estrecha y de diálogo, por lo que pidió mantener una comunicación permanente para que entre el edil capitalino y los subalternos realicen obras para beneficio de los gobernados.