+ Reconoce insuficiencia de policías en la capital

Dulce Gómez

Una ciudad inteligente no puede ser aquella en donde por los ríos corre más basura que agua, o donde una gran parte de sus habitantes pasan hambre ni mucho menos donde la gente tenga miedo de ser asaltada, expresó el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, durante su participación en el Smart City Expo Latam Congress.

Ante la representante de la UNESCO en México, Nuria Sanz Gallegos, presentaron el libro “Puebla paisaje urbano histórico”, y espacio en el que expresó que “Una ciudad inteligente no puede ser una en donde el 80 por ciento de las veces hay contaminación en lugar de un cielo azul”, declaró al tiempo de subrayar que Puebla va más allá del Centro Histórico, también son importantes las 17 juntas auxiliares, los barrios y las unidades habitacionales.

Enfatizó la importancia de que la gente se siente segura y no preocupada ante un posible asalto, sin embargo externó que una ciudad que vive en un contexto desigualdad necesariamente experimentará niveles de violencia y delincuencia.

“Coinciden en el mismo espacio aquellos que todo lo tiene y aquellos que todos les hace falta”, glosó el edil, al recordar que en Puebla capital diariamente se desperdician 1 mil 400 toneladas de alimento y al mismo tiempo más de 247 mil personas pasan hambre.

Recordó que una vez un padre de familia le dijo “No hay más dolor más grande que acostarse y ver a tus hijos con hambre”.

También resaltó la importancia de implementar estrategias a favor del medio ambiente y ante el cambio climático. En este tenor, señaló que los transportes y la construcción son los mayores responsables del recalentamiento del ecosistema.