Por Patricia Moreno Sánchez

La nómina dividida que están implementando en las empresas del país, arriesga el derecho  del trabajador a recibir una pensión justa, alertó el Colegio de Contadores en Puebla.  

El contador Manuel Echegaray explicó que en el país al buscar su beneficio, los empresarios proponen al trabajador una ‘nomina dividida” con ello ofrecen al trabajador  pagar unos pesos más y  cubrir la consulta en caso de enfermedad, a cambio de retirarle el servicio del Seguro Social, sin embargo advirtió que ello afectará al interesado, al no permitirle continuar cotizando y cuando decida retirarse, no recibirá pensión.

Al señalar que pese a que un trabajador reciba hasta 5 salarios mínimos, solo recibirá una pensión aproximada de 3 mil pesos.  Por ello recomendó integrarse a la cultura del ahorro y para ello pueden acceder a  una Afore para no quedar sin apoyo financiero en la vejez.

Aunado a ello, recordó que el Seguro Social, le brinda al trabajador no solo el servicio médico general, además les garantiza estudios de laboratorio, cirugías y guarderías.

Indicó que ante esta situación el trabajador debe exigir sus derechos ante las empresas e integrarse a una cultura financiera que le permita lograr ahorros y una pensión por lo menos digna al jubilarse.

En tanto que Cristina Zoe Gómez Benavidez, presidenta de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social del Colegio de Contadores,  avaló la política en materia de salud, que anunció el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador para generar acciones de prevención y evitar un colapso financiero al IMSS.

Al tiempo de señalar que la nueva administración  federal, debe implementar estrategias para  dar mayor visibilidad al IMSS ya que a la  fecha solo tiene soporte  financiero para el 2026, de acuerdo a información del mismo instituto.


Lo anterior al señalar que en México solo cotizan 19.4 millones de personas al instituto y son más de 66 millones los que reciben atención médica. Agregó que la grave situación que vive el IMSS se debe, al gasto  de las enfermedades crónica degenerativas,  principalmente,  la  diabetes,  hipertensión y el cáncer.