+ Realiza la síntesis de compuestos esteroidales con actividad anticancerígena y de crecimiento vegetal
Tras formar parte de los 420 doctorantes y postdoctorantes de 76 países en asistir a la edición 67 del Lindau Nobel Laureate Meeting, en Alemania, Jazmín Ciciolil Hilario Martínez, estudiante del Doctorado en Ciencias Químicas de la BUAP, evalúa los conocimientos adquiridos de sus pares y de los 29 Premios Nobel con los que convivió, para mejorar su desarrollo científico en la síntesis de compuestos esteroidales con actividad anticancerígena y de crecimiento vegetal, bajo la dirección de sus tutores Jesús Sandoval Ramírez y María Antonieta Fernández Herrera, docentes de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP y del Cinvestav-Mérida, respectivamente.
Jazmín Ciciolil, quien formó parte de los 10 mexicanos seleccionados, trabaja con más de 20 nuevos compuestos, los cuales se obtienen a través de modificación química de la diosgenina, sustancia extraída de la planta conocida como barbasco (Dioscorea composita), que se encuentra en la Sierra Norte de Puebla, o de la cabeza de negro (Discorea mexicana).
En cuestión de aquellos compuestos con actividad anticancerígena, Hilario Martínez efectuará las pruebas biológicas de los novedosos glicósidos esteroidales, con el fin de validar su actividad biológica y distribución en el medio fisiológico. De igual manera, continuará con los estudios in silico, in vitro, en invernadero y en campo de la nueva familia de compuestos colestánicos con actividad análoga a la de los brasinoesteroides, capaces de estimular el crecimiento vegetal en tiempos cortos y a bajo costo.
En este encuentro realizado en Alemania, en el mes de junio, Jazmín Ciciolil conversó con investigadores de Estados Unidos, Latinoamérica, Alemania e Inglaterra, entre otros, quienes aportaron ideas a su proyecto de investigación. Asimismo, asistió a conferencias, charlas de difusión, paneles de discusión, seminarios, sesiones en grupo y diversas actividades que suscitaron el diálogo con los científicos galardonados con el Premio Nobel, logrando compartir conocimientos, generar debates y establecer contactos.
Entre los laureados que llamaron su atención fueron Johann Deisenhofer, Hartmut Michel y Robert Huber, quienes fueron reconocidos en 1988 por descubrir la estructura completa de la proteína que se encuentra en la base del proceso de fotosíntesis. Particularmente, tuvo la oportunidad de platicar con Robert Huber sobre su proyecto de tesis de doctorado: la síntesis de nuevos compuestos esteroidales promotores de crecimiento vegetal.