Por Patricia Moreno Sánchez

En el Santuario Guadalupano se llevó el ordenamiento de tres seminaristas originarios de Venezuela como Diáconos, para ello estuvo en Puebla Monseñor Oswaldo Azuaje, Obispo de Trujillo de la Diócesis de este país hermano.
Los seminaristas ordenados son Christian José Pérez, Anthony Boscán y Oscar Javier Orellano, quienes se comprometieron a servir con humidad en este ministerio diaconal.
En su homilía, Monseñor Oswaldo Azueje, pidió a los nuevos diáconos servir con humidad y amor a sus semejantes, al tiempo se seguir el ejemplo del “Buen Pastor Jesucristo”.
“Este día, tres jóvenes seminaristas dan el paso decisivo hacia el sacerdocio, siendo ordenados como Diáconos, estoy aquí gracias a la licencia que la Arquidiócesis de Puebla que me ha permitido, para realizar este sacramento, gracias Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla”.
Monseñor Azuja agradeció el apoyo de la Arquidiócesis de Puebla, para la formación de estos jóvenes en este Seminario Palafoxiano.
Mencionó que durante 25 años, ha existido una gran fraternidad de la Arquidiócesis de Puebla para con Venezuela, y con ello se ha logado que un importante número de seminaristas hayan logrado su ordenación.
La arquidiócesis de Puebla, informó que actualmente en el Seminario Palafoxiano, estudian seis seminaristas becados, que reciben una preparación de teología por 4 años.
Mencionar que la ordenación diaconal, es un paso más , para el sacerdocio, por lo que estos ministros se pueden encargar de algunas tareas y de realizar algún sacramento, menos oficial la Santa Misa, hasta que sea consagrado como sacerdote.