Por Patricia Moreno Sánchez
La hepatitis crónica tipo “C”, que es una enfermedad crónica del hígado que se ve infectado por un virus que inicia infectando este vital órgano, dicha inflamación puede evolucionar 10 15, 20 hasta 30 años, que puede desarrollar una cirrosis y con ello generar el cáncer de hígado.
El doctor Daniel Meléndez Mena, medico gastroenterólogo de la Unidad Medico de Alta Especialidad (UMAE) mejor conocida como Hospital San José, refirió que en Puebla se estima que 6 de cada 100 personas de la población total, son portadoras del virus de la hepatitis “C”, por lo que se invita a la población para que se realicen una prueba médica y que la persona pueda recibir el tratamiento adecuado, el doctor dijo que la persona no se debe confiar por no tener ningún síntoma.
Especificó que el virus de la hepatitis se contagia a través de sangre y sus derivados, es decir están en riesgo aquellas personas que han recibido una trasfusión de sangre, las personas que han sido sometidas a un procedimiento quirúrgico con material médico no bien esterilizado, o bien personas que por alguna adicción utilizan agujas contaminadas. Incluso aquellas personas que se han realizado algún tatuaje o colocado un piercing en establecimiento con limitada higiene.
Otro grupo vulnerable son las personas que son hemofílicos, que por su padecimiento, han recibido trasfusión sanguínea en múltiples ocasiones, otras por ser portadores de insuficiencia renal y son sometidas a hemodiálisis y tal vez sea el motivo de riesgo que deben tomar en cuenta para que se sometan a una prueba médica, que en caso de ser positivo a hepatitis “C”, se inicien de forma inmediata un tratamiento.
Lamentable, dijo que el pasado 19 de mayo se celebró el Día Mundial contra la hepatitis “C” ,sin embargo este virus va en aumento entre la población debido a que no causa síntomas, el más frecuente es un cansancio, que se puede atribuir a otro factor y no se puede pensar que se debe a este virus. Salvo cuando la enfermedad está muy avanzada se presentan otros sentimos más intensos desde que el color de la piel se torna amarilla hasta tener problemas digestivos.
El tratamiento consiste actualmente en aplicar una vacuna cada semana durante 24 a 48 semanas, dependiendo el genotipo del virus, actualmente este medicamento se encuentra en las instituciones de Salud Pública.
Comentó que en el hospital de San José se cuenta con el tratamiento para atender a la población con hepatitis “B” y hepatitis “C” además de programas de detección oportuna, con una muestra de sangre o bien una prueba rápida con algún paciente con riesgo.
Indico que el 50 por ciento de los pacientes tratados para esta enfermedad se han restablecido después de presentar hepatitis “C” además refirió que están por llegar a México nuevos medicamentos que prometen la mejora de la salud en hasta un 95 por ciento, por lo que invito a la población para que acudan a realizarse un chequeo y de estar contaminados con el virus de hepatitis, atenderse de inmediato.