Por Patricia Moreno Sánchez
Pese a alza de precios y el Halloween se mantiene la tradición de colocar la ofrenda para los Fieles Difuntos en los hogares poblanos.
Las personas comentaron que no se debe perder la tradición de Todos Santos, que tiene sus raíces prehispánicas y que se enriqueció con otros elementos propios de la época de la colonia, que pese a los años se mantiene.
Las familias comentaron que para esta festividad de Día de Muertos estarán gastando entre 200 a mil pesos en la compra de los elementos para la ofrenda.
La señora Adela comentó que gasto alrededor de mil pesos en la compra del Mole, el pollo, las hojaldras, la fruta entre otros.
“Nosotros mantenemos la tradición de colocar la ofrenda para nuestros difuntos, a pues gastamos más de mil pesos, con la carne el mole poblano, las hojaldras y las flores que además vamos a llevar al panteón para colocar a nuestros difuntos” comentó la señora.
Mientras que la señora Carla aseguró que ella nunca ha puesto ofrenda ya que no le gustan estos ritos.
“No pongo ofrenda, no me gusta nada que tenga que ver con los muertos. Si tengo conocimiento de la tradición pero no me llama la atención” afirmó.
Mientras la señora Yolanda comentó que sólo colocará un vaso con agua y una veladora ya que no tiene recursos para colocar una ofrenda.
“Antes si ponía mi ofrenda, pero ahora con la grave situación económica no me alcanza. Que me perdonen mis muertitos solo les colocare un vaso con agua y una veladora. Eso sí voy a rezar por su eterno descanso”
Por último los comerciantes dieron a conocer que las ventas han sido bajas, y esperan un repute de ventas para los días fuertes que es el 1 y 2 de noviembre, con la fruta, y las flores.