Por Jesús Lemus/Puebla

En Puebla no se deben dar treguas aquellos que intenten quitar la paz que se logró en el territorio poblano, pero sobre todo hay que saber enfrentar con unidad los retos que se viven hacia el exterior del país, manifestó el gobernador Antonio Gali Fayad.
Así lo declaró después de acudir al Congreso del Estado de Puebla, donde inauguró la exposición de símbolos patrios de La Bandera Mexicana de 1810-1967; propuesta que fue promovida por el diputado federal externo del PRD, Waldo Fernández González.
En este sentido, el mandatario puntualizó que los colores de la Bandera de México deben ser un ejemplo a seguir para quienes son funcionarios públicos y; por lo tanto, tienen la obligación de recuperar la confianza ciudadana a través de los trabajos realizados por diversas instituciones.
Indicó que los 200 años del símbolo patrio, representa una gran historia para el país que forjó un México lleno de libertades; por ello, la importancia de trabajar en unidad para jamás perder dicho privilegio.
“Hay que estar unidos para enfrentar los retos del exterior, hay una ideología y libertad que debemos defender en el país. La exposición grafica de las banderas es el ejemplo de lo que tenemos que hacer como sociedad. En el caso de los funcionarios, hay que trabajar para recuperar la confianza ciudadana en las instituciones”, mencionó.
Manifestó que la bandera nacional es “el símbolo más significativo” para los mexicanos y es un llamado a dejar a un lado las diferencias ideológicas para seguir construyendo el futuro de Puebla basado en los valores y la historia del país.
HASTA EL 15 DE AGOSTO ESTARÁ LA EXPOSICIÓN
Por su parte, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Poder Legislativo, Jorge Aguilar Chedraui, puntualizó que la exposición de los Símbolos Patrios 1810-1967, estará en el Congreso a partir de este 30 de julio y hasta el 15 de agosto.
De esta manera, el también coordinador de los diputados locales del PAN, argumentó que la Bandera de México es el símbolo de unidad para todos los ciudadanos, esto sin importar la ideología que tengan algunos actores políticos.
Consideró que los símbolos nacionales son un significado incluyente y pese a los grandes retos que enfrenta el país “no se necesitan de guerreros o caudillos” para promover los grandes cambios al asegurar que estos se lograrán con el trabajo de la gente y su talento.
“Los símbolos nacionales son un significado incluyente y pese a los grandes retos que enfrenta el país no se necesitan de guerreros o caudillos para promover los grandes cambios al asegurar que estos se lograrán con el trabajo de la gente y su talento”.