Dulce Gómez

El alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, comentó que antes de definir su posible participación en el proceso electoral de 2018, es importante esperar la definición del Frente Ciudadano por México, agrupado en agosto pasado por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).

Al preguntarle si renunciará al cargo de presidente municipal, argumentó que “la ley no lo pide”, incluso dijo que “no es que ya lo haya checado”.

Lo que sí dejó en claro es que en Puebla habrá una coalición, -tal y como ya ocurrido en procesos electorales pasados-.

“La ley no te lo pide, chequen los requisitos de ley, no es que yo lo haya checado, pero no te lo pide, resaltó, en alusión a su aspiración a la gubernatura en 2018.

Pese a lo anterior, el edil compartió que para dicho efecto cada uno de los partidos tiene diferentes definiciones, por ejemplo, Acción Nacional sí obliga a que en enero de 2018 exista un periodo de dos semanas para una campaña interna y posteriormente presentar la renuncia correspondiente.

“Cada uno de los partidos tiene diferentes definiciones, por ejemplo el PAN sí obligaría a que en enero del año que entra hubiera un periodo de aproximadamente dos semanas para una campaña interna, es una disposición del partido y obviamente las disposiciones de ley, de renunciar antes de que inicie el proceso”, declaró.

A la par, edil acotó que es necesario esperar, debido a que todavía falta conocer cómo se define el Frente Ciudadano y el proceso de coalición.

“Vamos a esperar, falta todavía ver cómo se define el Frente Ciudadano a nivel nacional y los procesos de coalición y en función de eso qué disposiciones hay por parte del Instituto Nacional Electoral y de los partidos que conformen la coalición, es un hecho que habrá coalición en Puebla”, finalizó.