Por Patricia Moreno Sánchez

En Puebla solo el 60 por ciento de los trabajadores de la construcción, sindicalizados, cuentan con seguridad social y derecho a una pensión al momento de jubilarse, informó Miguel López dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Construcción “Ignacio Zaragoza”, sin embargo reconoció que el estar sindicalizado no garantiza que puedan tener todas las prestaciones de ley.
Agregó que el 40 por ciento restante, trabaja en la informalidad , debido a que en la mayoría de los casos los patrones no les dan de alta ante el seguro social para no otórgales la seguridad social a la que tienen derecho.
Al mismo tiempo refirió que la nueva Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) afecta al trabajador de la construcción debido a que se argumenta que no pueden jubilarse y obtener una pensión por el número limitado de semanas cotizadas. En este sentido hizo un llamado a las autoridades del instituto para que aclare las condiciones para la jubilación de un trabajador de la construcción.
Al refirió que la mayoría de los trabajadores no tienen garantías para lograr una seguridad social en activo no después de jubilarse.
El dirigente sindical dio a conocer que con esta ley del IMSS, se disminuyó del 75 por ciento al 50 ciento el nivel de trabajadores que estén en condiciones de jubilase, debido a que el instituto, exige 500 semanas de cotización para que el interesado se jubile.
Comentó que los salarios van de mil 200 hasta mil 800 dependiendo de la obra, la empresa y del trabajo de calidad de la mano de obra, que se exige al trabajador.
Aseguró que existen otras o construcciones alejadas que por lo mismo se desconoce las condiciones en las que trabajan.