El origen del 14 de febrero, Día de San Valentín, data de la época del Imperio Romano, por el año 270 de nuestra era. En esa época, bajo el reinado del emperador Claudio II, había un sacerdote en Roma llamado Valentín. El emperador prohibió a los jóvenes casarse y vivir en matrimonio porque pensaba que solteros y sin familia serían mejores soldados al no tener compromisos a la hora de ir a la guerra. El sacerdote Valentín consideró injusto el decreto dictado por el emperador, por lo que comenzó a celebrar en secreto los matrimonios de los jóvenes enamorados. La “rebeldía” del cura fue descubierta, por lo que se le encarceló y sentenció a ser decapitado el 14 de febrero.

Con motivo del Día de San Valentín, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), integró indicadores sobre la situación conyugal de la población y el registro de matrimonios y divorcios ocurridos en el país.
Situación conyugal

La información de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014 indica que en el país, 42.3% de la población de 15 años y más está casada y 16.4% vive en unión libre; en conjunto, seis de cada diez personas de 15 años y más (58.7%) se encuentran unidas. La población soltera representa 29%, mientras la separada, divorciada o viuda tiene una proporción del 12.3 por ciento.

Por sexo las diferencias no son significativas. No obstante, la proporción de hombres solteros (32.4%), casados (43.8%) y que viven en unión libre (16.6%) son ligeramente mayores al de las mujeres. En las mujeres prevalece una mayor proporción de separadas, divorciadas o viudas (16.9%), es decir, una de cada seis se encuentra en esta situación conyugal y dicho porcentaje es dos veces mayor respecto al de los hombres (7.2 por ciento).

La situación conyugal es un evento que guarda una estrecha relación con la edad. La mayoría de los hombres de 15 a 29 años son solteros (70.7%) y solo 27.4% se encuentran casados o viven en unión libre. A medida en que avanza la edad, la proporción de solteros disminuye y predomina la población casada o unida: en los hombres de 30 a 59 años y aquellos de 60 años y más, dicha proporción es de 79.9% y 76.4%, respectivamente. Cabe señalar, que entre los varones de 60 años y más, uno de cada cinco está divorciado, separado o viudo y cuatro de cada 100 se mantiene soltero.

La población femenina se unen a más temprana edad; es por ello que hay una menor proporción de mujeres de 15 a 29 años que se mantienen solteras (56.2%) y en consecuencia el porcentaje de mujeres unidas (38.9%) es mayor respecto a los varones de la misma edad (27.4%): la diferencia es de más de 10 puntos porcentuales. Esta situación cambia en la población de 30 a 59 años, cuya proporción de mujeres unidas es menor a la de los hombres dando paso a un gran contingente de mujeres que se encuentran separadas, divorciadas o viudas: una de cada seis (15.6%) se encuentra en esta situación conyugal y llega a ser de 46.2% entre las que tienen 60 años y más.

Desde hace algunos años se advierte un aumento de la población que vive en unión libre, y en consecuencia, una disminución de la población casada. Datos del Censo de Población de 1990 y de la ENADID levantada en 2014 señalan que la proporción de las personas que se unen consensualmente aumentó al doble, pasando de 8.3 a 16.4 por ciento; mientras que los matrimonios disminuyeron de 51.5 a 42.3 por ciento. Otra tendencia observada en este periodo es el aumento de la población separada; entre 1990 y 2014 su proporción pasó de 2.2% a 5.4%, es decir, más del doble. Cabe señalar que la duración promedio de la unión en las mujeres en edad fértil que están actualmente separadas o divorciadas es de 9.4 años según información de la ENADID 2009, y se observa una ligera disminución cuando se compara con la ENADID 2014, cuya duración promedio es de 9.1 años.

La cohabitación se define como el periodo de vida marital no legalizado. Conforme a la ENADID 2014, una de cada cinco mujeres de 15 a 49 años que actualmente están casadas, cohabitó premaritalmente con su pareja. Esta proporción disminuye a una de cada diez entre las mujeres divorciadas.

De acuerdo con las estadísticas de matrimonios, en 2014 se registraron 577 713 matrimonios. De estos, 1 687 son matrimonios del mismo sexo y 576 026 son matrimonios entre distinto sexo. De estos últimos se realiza un análisis sobre aspectos sociodemográficos como su edad, condición de actividad económica y escolaridad. Respecto a su edad, en 66.3% de los matrimonios, el hombre tiene una edad mayor respecto a su cónyuge, en 11.4% ambos tienen la misma edad y en 21.7% el hombre es menor que su pareja.

De acuerdo con su escolaridad, en 18% de los matrimonios el hombre tiene mayor escolaridad, en 50.7% tienen la misma y en 19.7% el hombre tiene menor escolaridad. Al momento de casarse en 50.6% de los varones trabaja sin que su cónyuge lo hiciera, en 42.4% ambos trabajan, en 0.8% sólo ella lo hace y en 2.6% ninguno trabaja.

➢ Divorcios
En 2013 se registraron 108 727 divorcios, es decir, por cada cien enlaces matrimoniales, ocurrieron 18.7 divorcios; esta relación muestra una tendencia creciente en los últimos años, cuyo punto más bajo se registró en 1993 (4.9 por cada cien). A partir de este año se observa un aumento paulatino que se debe a un efecto doble: por una parte, hay un incremento de los divorcios, y por otra, una disminución de los matrimonios (debido a que el monto de parejas que viven en unión libre tiende a aumentar). Entre 2000 y 2013 el monto de divorcios aumentó 107.6%, mientras que el monto de matrimonios se redujo 17.7 por ciento. Cabe señalar que en promedio, la duración social del matrimonio es de 13.5 años.

Violencia en la pareja
La violencia contra la mujer representa un delito y una violación a sus derechos humanos. Información de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que a nivel mundial 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja declaran haber sufrido alguna forma de violencia física o sexual por parte de su pareja .

En México, de acuerdo con la información de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2011, 22.5% de las mujeres solteras de 15 años y más declaró haber tenido algún incidente de violencia por parte de su pareja durante los últimos 12 meses. Esta prevalencia disminuye a la mitad (11.3%) entre las mujeres alguna vez unidas (separadas, divorciadas o viudas), mientras que en las unidas, una de cada tres (33.5%) ha sufrido un incidente de violencia por parte de su pareja.
Si requiere información por entidad federativa, consulte nuestro sitio, acuda a los centros de información o comuníquese vía telefónica al teléfono 01 800 111 46 34 o por correo electrónico en: atencion.usuarios@inegi.org.mx.