Dulce Gómez

Ayer, se llevó a cabo la Sexta Marcha de las Putas, que tuvo como objetivo rechazar cualquier tipo de violencia ejercida hacia las mujeres.
Con el lema “Rabiosas, rebeldes, dignas y putas”, casi 500 mujeres recorrieron del Paseo Bravo hacia el zócalo de Puebla capital.
A su paso y con el torso descubierto, las mujeres condenaron los feminicidios que se han registrado en Puebla, además del machismo que en la actualidad y desde años atrás existe.
“Ni una más, ni una asesinada más”, exclamaron a su paso sobre las Avenida Reforma y Juan de Palafox y Mendoza, respectivamente.
Destacaron que un hombre que golpea a una mujer no siente amor por la misma, y también apuntaron que es importante la denuncia.
De tal modo, condenaron las políticas emprendidas por Moreno Valle Rosas, que no han frenado la violencia y homicidios de mujeres.
La marcha captó la atención de los transeúntes; algunos les aplaudieron y otros más solo observaron desde los balcones y calles.
También, las participantes se detuvieron frente a las iglesias para condenar las declaraciones sobre la prohibición del aborto.