Datos, datos y más datos.

Ayer domingo al filo de las 10 am en la residencia oficial del gobierno del estado (Casa Puebla) se llevó a cabo el anuncio de la reinauguración del aún estadio Cuauhtémoc por parte del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.
La cita quedó definida para el miércoles 18 de noviembre del año en curso a las ocho de la noche frente al campeón argentino Boca Juniors como aquí lo habíamos anticipado desde hace quince días.
Por parte del Puebla de la franja estuvieron presentes Jesús López Chargoy, propietario del equipo camotero acompañado de su hermano Carlos Hugo López Chargoy, propietario de Jaguares de Chiapas, así como el director deportivo del club Walter Fleita y el CP Alvaro Flores quienes de manera atenta siguieron el anuncio realizado por el ejecutivo estatal.
Varios puntos a resaltar, pues tuve la oportunidad de platicar con todos ellos previo al inicio de la conferencia de prensa donde me manifestaron la confianza que existía de que la franja derrotara a los Xolos de Tijuana para dar un paso sólido a una posible clasificación a la liguilla del futbol mexicano, de la misma forma me manifestaron la posibilidad de mover al menos por un día el último partido del torneo a celebrarse en Querétaro el viernes 20 del mes en curso para que se celebre el sábado 21 y así poder tener el tiempo suficiente de descanso entre partido y partido.
Un dato que me pareció relevante durante la conferencia es el hecho de que los boletos se entregarán como usted ya sabe de manera gratuita por parte del gobierno del estado pero que estos se repartirán de manera controlada para evitar primero la reventa y segundo que se le de prioridad a los verdaderos aficionados poblanos así como a estudiantes con buenos promedios en las distintas escuelas del estado, mecánica que se estará informando a la brevedad, otro punto importante es el hecho de que se estará invitando también a todos esos jugadores y personajes que hayan tenido una participación destacada durante la historia del club camotero.

Licitación en ascuas
La licitación para el nuevo nombre del estadio Cuauhtémoc se llevará a cabo este lunes, día en el que se definirá si alguna de las empresas concursantes logra hacerse del nombre del inmueble durante los próximos treinta años, el día de ayer el gobernador Moreno Valle dejó abierta la posibilidad de que en caso de que ninguna de las empresas llene los requisitos solicitados por su administración, se mantendría el nombre actual del estadio como ‘Cuauhtémoc’ a la espera de que en el corto plazo pueda llegar una empresa que cubra los requisitos tanto en lo social como en lo económico, así es que veremos si se concreta finalmente el cambio de nombre o nos quedamos como estamos.

Palcos y plateas
La venta de palcos va viento en popa pues de los 84 puestos en la oferta, cerca de 40 ya tienen nuevo dueño sobre todo los del primer nivel de las cabeceras.
En lo que respecta a los palcos anteriores, me informan que el 80% de los tenedores ya han realizado su pago correspondiente a la remodelación los cuales fluctuaron entre 22 mil y 25 mil pesos de acuerdo al número de asientos disponibles.
En cuanto a lo que corresponde al canje de pases para la temporada de plateas y palcos se estará informando esta semana cuál sería el camino a recorrer pues aún, de manera oficial, no se ha definido si se tendrán que canjear en la Secretaría de Finanzas o en el estadio como tradicionalmente sucedía.

Abonados
En lo que corresponde a los abonados, los cuales son alrededor de 2500 personas, me informan que se está trabajando también en un mecanismo para que puedan contar con su boleto, situación que se informará en los próximos días.
Amen de que se de la información oficial, me dicen que super boletos, que es la empresa que se dedica a la impresión del boletaje, los tendría listos entre martes y miércoles, por lo que quizás la entrega se realice en distintos puntos de la ciudad incluyendo el CIS y en varios medios de comunicación entre otros.
Lo que sí es seguro, es que en el tema de palcos y plateas se entregarán boletos para lo que será la reinauguración del estadio, así como para los partidos de liguilla en caso de que se concrete y ya el tema de los tarjetones seguramente quedará para la próxima temporada.

Puebla, dolor de muelas
No podía terminar de mejor manera la estancia camotera en el estadio de CU, una casa en la que en liga y copa sumó 32 partidos disputados ganando 20 empatando 5 y perdiendo 7, además de ganar un torneo de copa 25 años después.
La sufrida victoria del domingo al son de dos por uno frente a los Xolos de Miguel Herrera quien, aunque se escondió, estuvo en el estadio universitario dirigiendo desde el interior de un palco a su nuevo equipo, le representa a la franja la gran posibilidad de, sumando un solo punto frente a Querétaro dentro de 15 días, meterse a una liguilla, lo cual no se consigue desde el año 2009.
Mis respetos para la fiel y extraordinaria afición poblana quienes de manera estoica han aguantado carros y carretas y que pese a ello, jamás han abandonado a su escuadra.
Gracias a la BUAP por albergar al equipo camotero y que empiece una nueva era en el majestuoso estadio Cuauhtémoc.

Lobos BUAP, obligado a ganar
Buen resultado se trajeron los universitarios de su visita a Cancún el viernes pasado donde empataron a cero goles frente al Atlante dejando la definición del superliderato para la última jornada pues actualmente se encuentran en el segundo lugar de la tabla con 26 puntos superados por los 28 del equipo de Indios de Juárez dirigidos por Sergio Orduña con una diferencia de goles que favorece a los licántropos de más 13 por más 10 de Indios por lo que la victoria para los universitarios es obligada frente a los Venados de Yucatán y a la espera de que los de Orduña no logren ganar en su vista a la UdeG con lo cual asegurarían la posición de honor en la liga de ascenso y les daría la posibilidad de saltarse los cuartos de final y llegar directo a semifinales.
La pelota está en la cancha de los de la Buap quienes deberán hacer su trabajo y esperar la combinación de resultados.
Nosotros como siempre veremos y diremos.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan