Se soltaron los demonios.

No cabe duda que cuando el destino decide que las cosas salgan mal, no importa lo que hagas para que las circunstancias se alineen para que así suceda.
Esto viene a colación por los resultados adversos que obtuvieron los equipos poblanos el fin de semana pasado.
El equipo de la franja está desplegando un futbol que de verdad alienta a mejores resultados; sin embargo,las faltas de concentración colectivas están dando al traste con lo planeado durante la semana.
Ya sucedió hace quince días frente a Querétaro y ahora frente al Atlas de Guadalajara, quienes, por cierto, festejaban el centenario de la fundación de su club; en ambos encuentros, antes del minuto 30 la franja ya perdía al son de dos goles por cero recibiendo la primera anotación antes del minuto diez.
Frente a los Gallos no alcanzó la reacción y se terminó cayendo 2-1 y ahora frente al Atlas se logró empatar antes del minuto sesenta, pero nuevamente errores de concentración no le permitieron al equipo de Valiño aguantar al menos el empate y terminaron sucumbiendo tres goles a dos.
Después de sobreponerse a un inicio tenebroso y plagado de errores donde incluso hasta un autogol se anotó por parte de Araujo, la franja logró empatar mediante un golazo de Alustiza y otro de Alexis Canelo.
Sin embargo, después de la segunda anotación se soltaron los demonios, Canelo se desgarró después de anotar el empate y tuvo que ser reemplazado por Pérez, a los pocos minutos David Toledo es expulsado por doble amarilla dejando a los poblanos con diez hombres a lo que el cuerpo técnico, a falta de 25 minutos de partido, decidió sacar a Alustiza para meter a Míguez y tratar de aguantar el resultado, situación que no se dio pues a los dos minutos de realizado el cambio cayó el gol que daba cifras definitivas al encuentro para determinar el 3-2 final.
Entre faltas de concentración, autogoles, lesiones y hasta mala suerte, la franja se trajo una dolorosa derrota de Guadalajara.
Importante será decir que el Talón de Aquiles de los equipos poblanos se encuentra en la media de contención, a mi parecer el ‘triángulo dorado’ que tantas satisfacciones dio a la afición en el pasado, está roto después de la lesión de Míguez quien ya no pudo participar desde el partido contra Santos y ahora me parece que entró un tanto cuanto disminuido los últimos 25 minutos.
Las malas noticias no terminan ahí, pues se viene ahora la suspensión de Toledo para el partido frente al América y veremos si Canelo está en condiciones de participar el próximo domingo, pues si es un tema muscular, se ve difícil que pueda recuperarse.
Bien valdría la pena pensar en jugar sobre todo como visitantes con tres centrales incluyendo a un veterano como Dueñas quien a mi parecer le daría presencia y orden en la zaga central donde, al no contar con una media cancha con la suficiente recuperación, se está pagando la factura al ser puestos en evidencia tanto Araujo como Herrera.
Lo más importante en este momento será guardar la calma y volver a las bases que dieron en su momento buenos resultados, a mi consideración no es momento de buscar culpables, sino de obtener soluciones mediante un buen trabajo de unión y sacrificio teniendo claro que las cosas pueden mejorar sustancialmente si se logra vencer la próxima jornada al poderoso América.

Lobos BUAP
El destino también influyó en la derrota de dos goles por uno que el equipo universitario se trajo de Tepic, Nayarit, cuando el sábado pasado enfrentó a Coras.
Un partido en donde los licántropos dominaron de principio a fin, pero en donde la falta de definición sigue siendo el gran problema a resolver.
Con seis opciones de gol durante el partido, la escuadra de Miguel de Jesús Fuentes sólo pudo acertar en una ocasión mientras los de Tepic únicamente tuvieron dos, mismas que fueron suficientes para quedarse con los tres puntos.
La situación me parece es parecida a la del Puebla donde lo primordial por ahora será buscar soluciones en base a respaldar al DT para que la situación pueda mejorar a la brevedad posible.
Es necesario que la unión entre jugadores, cuerpo técnico, directiva y comunidad universitaria se manifieste en el esfuerzo permanente sobre el terreno de juego en el próximo partido frente a los Bravos de Juárez, dirigidos por Sergio Orduña.
En la BUAP, el cuerpo técnico y jugadores cuentan con todo el respaldo de la institución, lo único que falta, a mi forma de ver las cosas, es que venga mediante el esfuerzo y sacrificio de todos, la primera victoria en la liga, lo que daría la confianza a todos para sacar el barco a flote.
Nosotros como siempre veremos y diremos.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan