La radiografía camotera

El sábado pasado pudimos ver un bosquejo interesante de lo que será el Puebla de la franja en el presente torneo.
Queda claro que la apuesta de la directiva al mantener al grueso del equipo que participó el torneo anterior le dio frutos al no tener que pasar por el proceso de adaptación y conocimiento entre jugadores que generalmente se da al inicio de cada torneo.
El empate a un gol en Monterrey frente a los Rayados dejó claro que la escuadra camotera mantiene la mística que lo llevó a buen puerto durante el pasado año futbolístico.
Por principio de cuentas, la mejor noticia es que el DT Ricardo Valiño demostró que es un estratega que sabe lo que hace y que tiene los tamaños para poder enfrentar a un gran equipo como Monterrey que es dirigido por un experto como Antonio Mohamed y que además se pudo sobreponer a un escenario adverso durante todo el partido.
En lo físico, el equipo se vio bien preparado e incluso superó a su adversario al terminar el encuentro con mucho más piernas que su rival, por lo que el trabajo de Pacciullo y Leombruno deja un buen sabor de boca.
En lo táctico, da la impresión que los auxiliares técnicos como Capetillo y Carevic dieron un buen apoyo al técnico para asesorarlo de manera adecuada.
Al Puebla, durante los últimos años han venido una gran cantidad de técnicos, algunos de renombre y prestigio y la verdad es que muy pocos han logrado dar buenos resultados, casualmente a los que mejor le ha ido son los que han manejado un perfil bajo como fue el reciente caso de Marini quien logró sumar 49 puntos en dos torneos; algunos años antes, el caso del Chelís, quien logró sumar 52 puntos también en dos torneos, Valiño es de este estilo pues es primero un ser humano que valora lo que el jugador siente y sirve incluso de apoyo para los muchachos cuando lo necesitan.
Para Valiño los protagonistas son los jugadores quedando él y su cuerpo técnico en un segundo plano, por lo que quizás técnicos con ese corte son los que necesita una institución como la poblana donde se tiene que lidiar con un sin número de egos lo cual, créame usted, no es nada fácil.
En cuanto a los jugadores, quedó claro que con la base anterior y con algunos jugadores de nuevo ingreso en puestos específicos, esta escuadra puede y deberá dar aún más.
En lo personal, las actuaciones tanto de Canelo como de Míguez fueron destacadas y lo mejor es que gente como Escudero y Navarro empiezan de a poco a mostrar porque fueron contratados desde el torneo anterior.

Alustiza
Llamó la atención el enterarnos que el delantero argentino Matiías Alustiza no había realizado el viaje a la Sultana del Norte para enfrentar al Monterrey.
Según me platican, se debió a que durante el pasado viaje a Chiapas para enfrentar la Copa Mesoamericana el jugador mostró una mala actitud con el cuerpo técnico y compañeros al molestarse porque le exigieron correr más durante el partido frente a Sochitepéquez de Guatemala.
Se mostró grosero y los acusó a todos de quererlo exhibir, lo cual causó un mal ambiente dentro del vestidor, situación de la que dio cuenta el director deportivo Walter Fleita, quien inmediantamente informó al presidente del club Carlos López Domínguez quien ni tardo ni perezoso giró la orden de separarlo del plantel durante la última semana donde el argentino entrenó por separado.
Según trascendió, Alustiza reconoció su error y pidió disculpas tanto al cuerpo técnico como a jugadores y directiva, situación que no cambió la decisión del presidente de mantenerlo fuera de la nómina del partido contra Monterrey.
Se espera que en las próximas horas el delantero sea reactivado para poder ser considerado para el próximo partido frente a Xolos a celebrarse en Puebla.
Buena medida del presidente para que desde el inicio quede claro que a nadie en lo absoluto se le permitirán ese tipo de indisciplinas en beneficio del equipo y su afición.
Ojalá Alustiza entienda que ese tipo de actitudes no lo llevan a ningún lado y sólo generan inestabilidad al interior del club, y lo mejor es que quedó demostrado frente a los Rayados que todos los jugadores son importantes pero que nadie, absolutamente nadie, es indispensable.

Lobos BUAP
Los universitarios debutaron en su estadio el sábado pasado obteniendo un empate sin goles frente a los complicados Murciélagos.
Partido muy trabado en el que los licántropos buscaron el marco contrario por todos los medios, sin embargo, un triple bloque defensivo de los mochitecos impidieron que su marco fuera horadado.
Sin duda, este partido le servirá a Miguel de Jesús Fuentes para analizar las condiciones en las cuales su equipo deberá enfrentar los encuentros que tendrá por delante, pues quedó claro que en Puebla se le vendrán a encerrar a piedra y lodo y deberá lograr darle a su equipo los argumentos para poder ‘abrir el ostión’.
También se deberá trabajar en cuanto a la forma en la que los jugadores como Diego Jiménez deberán ser ubicados dentro del terreno de juego pues fue notorio que poner a Jiménez a jugar de espaldas al marco, no le da el mismo volumen de juego al equipo, además, creo yo, de tener que abrir más el terreno de juego para poder tener mejor y mayor llegada al frente.
Los de la BUAP tendrán enfrente dos partidos como visitante frente al debutante en la liga, Tampico Madero y Dorados de Sinaloa, donde deberán aspirar a recuperar los puntos que se dejaron en el camino en esta primera jornada.
Nosotros como siempre veremos y diremos.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan