Problemón camotero
Cuando todo parece que marchará mejor, cuando sentimos que se está a un paso de ir dejando atrás el problema porcentual pues resulta que todo se pone color de hormiga nuevamente, y es que después de dos grandes resultados frente a equipos de los llamados grandes como son Cruz Azul y Tigres donde sumaste seis puntos de seis disputados y tenías la gran posibilidad de derrotar en tu casa al Morelia para alejarte de ellos a nueve puntos, resulta que terminas por ser derrotado en tu propia casa tres goles por uno, marcador hasta cierto punto injusto debido a que el árbitro marca dos penales en contra del equipo de la franja que son muy muy discutibles y que al final terminaron por inclinar la balanza a favor de los michoacanos que, dicho sea de paso, sacaron un resultado que quizás ni ellos mismos esperaban.
La situación se complica debido a que la franja estará visitando de manera consecutiva al equipo de Monterrey y en quince días a las resucitadas Chivas rayadas del Guadalajara partidos ambos de un altísimo grado de dificultad donde a decir verdad, lograr sendos empates serían grandísimos resultados pues es un hecho que el problema porcentual seguirá de aquí al término del próximo torneo y le aseguro a usted, amigo lector, que terminaremos ‘colgados de la lámpara’, sobre todo porque el Puebla se ha caracterizado en este torneo por ser un equipo de sol y sombra donde se le gana a los equipos grandes para sumar 18 puntos y se termina perdiendo con equipos involucrados en el descenso como Veracruz, Dorados y Morelia, además de caer en casa frente a sotaneros como Santos de Torreón. El trabajo y la presión no son fáciles para Marini pues la responsabilidad es mucha y en este futbol y a estas alturas nadie regala nada y lo peor es que a estas alturas los rivales ya alcanzaron en la mayoría de los casos su mejor nivel y eso complica aún más los partidos.
En el mejor de los casos, debemos también de reconocer que en el futbol mexicano cualquiera le gana a cualquiera y sorpresas como la sucedida el miércoles pasado frente a los Tigres de ‘Tuca’ Ferreti, podrían repetirse en cualquier momento.
Por otro lado a la franja le restarán por jugar únicamente dos partidos más en el estadio de CU, frente a León y frente a Xolos, mismos que se tendrán que ganar sí o sí, pues se sabe que en caso de lograr una posible calificación, la liguilla se estaría jugando en el remozado estadio Cuauhtémoc el cual será entregado por la constructora al gobierno del estado el próximo 15 de noviembre del año en curso para ya poder ser utilizado.
No queda más que salir en estas dos próximas visitas a jugarse el todo por el todo para el equipo camotero pues de no obtener buenos resultados el tema porcentual se podría complicar aún más.

Lobos BUAP, superlíderes
Los universitarios le dieron un buen regalo a la comunidad universitaria y a su Rector el Maestro Alfonso Esparza Ortiz quien ayer rindió en el CCU su segundo informe de labores, pues al derrotar al son de tres a dos a los peligrosos Leones Negros de la UdeG, sumaron 21 puntos de 30 disputados para instalarse como superlíderes de la liga de ascenso.
La sonrisa del Rector al termino del partido era elocuente pues sabía que ese marcador ponía a su equipo en lo más alto del torneo y qué mejor que previo a su informe de labores.
El superliderato es un justo premio para un equipo que sin mucho estilo, entrena fuerte día a día y que además está bien dirigido en todas las áreas que lo forman, pasando desde la directiva, administrativos y cuerpo técnico; sin embargo, será importante no confiarse y continuar por el mismo camino para llegar enrachados y con buenas posibilidades de ganar el campeonato, al final del mismo.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan