la columna de Pepe Hanan.

Equipo que estrena técnico, gana.
Por enésima vez quedó demostrado que cuando los jugadores no quieren las cosas, por más que se haga para recomponerlas adentro de un vestidor, no caminan.
El nombre del técnico en el banquillo sale sobrando cuando de demostrar que se puede salir del bache es la prioridad para los jugadores, como sucedió la tarde del domingo en el estadio Cuauhtémoc donde la franja y sus jugadores lograron salir de una mala racha que se extendía ya a siete partidos sin victoria y que terminó entre otras cosas por costarle el puesto al técnico Pablo Marini.
Un Puebla que demostró que cuando se quiere se puede, que se cuenta con el material humano para ganar partidos y que lastimosamente de no haber sido por la ruptura que se dio en el interior del vestuario, ahora, seguramente, estaríamos hablando de una muy posible calificación a la liguilla.
Lamentable para los directivos y para la noble afición poblana que si algo extraordinario no ocurre nos quedaremos sin liguilla nuevamente cuando a mi parecer se tenían las armas necesarias para pelear entre los ocho mejores del certamen.
Como sea la victoria frente a Jaguares le permite a la franja alejarse nuevamente de los Monarcas Morelia a trece puntos en lo que a porcentaje se refiere para el próximo torneo, diferencia que deberá de tratar de incrementarse en los dos partidos que se tienen por delante frente a Xolos y Querétaro donde, como están las cosas, se debe de aspirar a lograr al menos cuatro puntos que le permitan a los Camoteros enfrentar con cierta tranquilidad el próximo torneo.
En cuanto a la dirección técnica se refiere, me dicen que ya se trabaja de manera ardua para poder conseguir al sustituto de Marini, se esta evaluando el perfil que pudiera darle al equipo, una especie de continuidad al trabajo que se ha venido realizando a pesar de que más de diez jugadores del actual plantel terminan contrato por lo que será muy importante definir a la brevedad quién será el próximo responsable del equipo pues a mi parecer el próximo torneo ha empezado ya y no se puede perder tiempo valioso sobre todo para saber quienes entran en planes, quienes no y los posibles refuerzos que vengan a apuntalar al equipo.
Importante seria que el elegido fuera cerrado de una vez esta semana para que empiece a observar a los jugadores y tenga, cuando llegue el momento, una idea mucho más clara de lo que se necesita para iniciar los trabajos de pretemporada.
En cuanto a los jugadores, será importante que pongan el extra en estos dos partidos si es que quieren permanecer en el plantel pues de lo que vea o deje de ver el nuevo director técnico, dependerá en gran medida la renovación de sus contratos.
Nombres para venir al Puebla suenan muchos y de los nombres que le voy a dar seguramente saldrá el elegido: Matosas, Lavolpe, Davino, Valiño, Cristante y Caixinha, a alguno de estos lo verá usted sentado en el banquillo de la franja el próximo torneo.

Lobos BUAP
En pleno periodo vacacional la directiva de los universitarios trabaja para definir quién será el nuevo estratega de la jauría.
Situación similar a la de la franja donde quien venga deberá de definir la continuidad de los jugadores que se encuentran en el plantel y por consiguiente definir qué piezas se requieren para reforzar a la escuadra.
Hasta donde sé, es posible que esta semana o más tardar la próxima, se esté anunciando el nombre del nuevo responsable de la banca universitaria.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.
Hasta la próxima.
Twitter@pepehanan