• Inaugura el Rector Esparza Ortiz exposición del Día de la Patente
Al inaugurar la exposición del Día de la Patente, cuyo propósito fue dar a conocer las 107 solicitudes que la BUAP ha tramitado del 2007 al 2014, el Rector Alfonso Esparza Ortiz afirmó que ello es el inicio de una amplia promoción de la tecnología que la Universidad realiza para poner el conocimiento al servicio de la población e impulsar la investigación como un factor estratégico del desarrollo.
Los prototipos y productos tecnológicos que están en vías de obtener la patente por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y otros más que ya la tienen, incluso en el extranjero, fueron exhibidos en el vestíbulo de la Biblioteca Central Universitaria, donde Esparza Ortiz escuchó a cada uno de los científicos de la Institución exponer los resultados de sus investigaciones, durante más de tres horas.
Además de la comunidad científica, docentes, directores y funcionarios universitarios, en el evento se dieron cita el Coordinador de Investigación del IMPI, Capítulo Puebla, Sergio Gabriel Aguilar, y la diputada local, integrante de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso del Estado, María Evelia Rodríguez García. Al inaugurar dicha exposición, a las 9:00 horas, el Rector Alfonso Esparza Ortiz sostuvo que este es el primer paso para conformar una plataforma que permita dar el salto hacia la investigación aplicada:
“Buscamos hacer mayores esfuerzos en el campo académico para que toda la investigación que se genera en la Institución, fruto de un trabajo arduo y en muchos casos de varios años, tenga el apoyo suficiente y en un corto periodo hagamos una plataforma más firme y avancemos en la investigación aplicada, con el fin de que muchos de estos productos sean comercializados ya que existe mucho potencial”, subrayó.
Tras ratificar el impulso decidido que durante su gestión tendrá la investigación científica que se desarrolla en la BUAP, citó ejemplos exitosos de comercialización, como es el caso del talco cicatrizante para pie diabético que se vende en las farmacias Alexander Fleming con el nombre de Nanoderma; y otros que aunque no han tenido el propósito de salir al mercado representan productos innovadores en su campo, como prototipos en robótica para fisioterapia, por citar algunos.
A través de la exposición con motivo del Día de la Patente, la BUAP pretende lograr la transferencia tecnológica al sector privado, mediante acuerdos o contratos de concesión de licencias para utilizar la propiedad intelectual y para comercializar las patentes, a fin de que alcancen un verdadero impacto en la actividad económica.
“Este avance es sumamente significativo por varios motivos, uno de ellos, porque revela el talento y la capacidad de los académicos e investigadores universitarios para generar desarrollos innovadores. Además, se trata de tecnologías que pueden traducirse en bienes de capital o bienes intermedios, en mano de obra calificada y especializada, y también en información útil para el surgimiento de nuevos inventos”, consideró el Rector de la BUAP.
En la citada exposición, los propios inventores –científicos de la BUAP- presentaron sus desarrollos y explicaron las aplicaciones que ofrecen, con el fin de que se conozca el potencial de transferencia tecnológica y se avance por el camino de la vinculación.
Del 2011 al 2013, la BUAP ha solicitado el registro de 80 patentes, cifra que coloca a la Institución en el tercer lugar nacional, sólo por debajo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), y por arriba del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Tan sólo en el 2012, la Máxima Casa de Estudios en el estado de Puebla tramitó el registro de 41 patentes, cifra récord en el país, pues ninguna institución de educación superior mexicana ha presentado una cifra mayor de 30 por año. En lo que va del 2014 la tendencia es favorable, con un registro de 15 solicitudes ante el IMPI.
En total, del 2007 al 2014, se han solicitado 107 patentes: 100 ante el IMPI y siete ante organismos del extranjero. De ese total, nueve desarrollos tecnológicos han sido patentados, cuatro de ellos fuera de México.
Cabe destacar que junto con la UNAM, el ITESM, el IPN, la UANL y la UAM, entre otras, la BUAP se encuentra en el grupo de las diez instituciones de educación superior del país que concentran el 90 por ciento del total de las solicitudes de patentes registradas ante el IMPI.
Las solicitudes de patentes de la BUAP corresponden a desarrollos innovadores en cuatro áreas, principalmente: electrónica, computación y telecomunicaciones; salud, agroalimentario, así como energía y medio ambiente.