Con el objetivo de formar profesionales encargados de la fiscalización superior, dotados para asumir la responsabilidad que implica la revisión, control y auditoría del gasto público, la BUAP y la Auditoría Superior del Estado de Puebla (ASE) dieron inicio a los trabajos del “Diplomado en Fiscalización Superior conforme a la Armonización Contable”, que en este año llega a su cuarta edición ininterrumpida.
Durante la ceremonia de inauguración, en el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario, el titular de la Tesorería General de la BUAP, Óscar Gilbón Rosete, señaló que este diplomado permitirá a los expertos del área llevar soluciones concretas a problemas de la vida profesional, gracias a que revitaliza los contenidos a partir de las necesidades actuales.
Acompañado del contralor General de la BUAP, Héctor Granados Rodríguez, así como de la contralora Social de la Universidad, Aurora Parada Salomón, Gilbón Rosete destacó que en su edición 2016, este diplomado tuvo una exitosa recepción por parte de quienes trabajan en este campo, debido a que una de sus ventajas es que brinda a los participantes la oportunidad de interactuar de forma cercana con los expertos.
Por su parte, el auditor Superior del Estado de Puebla, David Villanueva Lomelí, agradeció al Rector Alfonso Esparza Ortiz su compromiso con la profesionalización continua y la generación de sinergias con ese organismo.
Tras reconocer el trabajo de los equipos de la BUAP y la ASE para hacer realidad este diplomado que por cuarto año consecutivo se realiza, destacó que los temas a tratarse, sin duda, fortalecerán las capacidades de los participantes, a saber: vinculación entre la armonización contable y la fiscalización superior, presupuestos, registros, estados financieros, ingresos y egresos, transparencia, control interno, así como normativa federal para la utilización de fondos específicos.
Finalmente, Villanueva Lomelí expresó su certeza de que los conocimientos y habilidades que se generarán tendrán efectos positivos en lo personal y profesional de los participantes, por lo que los invitó a ponerlos en práctica, para que se traduzcan en un mejor desempeño de las instituciones gubernamentales, en un incremento de la confianza ciudadana y la rendición de cuentas claras para Puebla.
Dirigido a servidores públicos, académicos, auditores externos, así como colaboradores de otras entidades gubernamentales, personal de los municipios e interesados en el tema, el diplomado tiene una duración de cuatro meses. Su objetivo es proporcionar a los participantes las herramientas necesarias para analizar, comprender y realizar ejercicios que les permitan incrementar sus conocimientos y habilidades, con el fin de que la fiscalización superior de los recursos públicos genere mejoras en la gestión y de este modo valor a la sociedad.