Con el fin de promover una conciencia sobre prevención de enfermedades, académicos de la BUAP, en colaboración con centros de investigación del país, crearon el Laboratorio de Tecnologías de la Salud, espacio constituido a través de UBISALUD, una red del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (PRODEP), cuyo trabajo ha sido diseñar una serie de herramientas tecnológicas que permitan a los usuarios tener un estilo de vida saludable.
Dicha labor es una respuesta a problemas en materia de salud, pues de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México el 52.6 por ciento de la población mayor de 18 años no realiza ejercicio físico, lo que representa un alto índice de sedentarismo que puede desencadenar enfermedades como obesidad y diabetes.
María de la Concepción Pérez de Celis Herrero, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC) y responsable del laboratorio, cuya sede es la Dirección de Acompañamiento Universitario, dio a conocer que a la fecha han desarrollado tres aplicaciones básicas: factores de riesgo en diabetes, buenas prácticas alimenticias y activación física.

MexRisc
La primera de estas aplicaciones es MexRisc, una plataforma virtual en la que el usuario puede saber que tan altas son sus probabilidades de padecer algún tipo de diabetes, a través de un sencillo cuestionario en línea en el que aporta información sobre peso, estatura, medida de la cintura, alimentos que consume diariamente, horas de ejercicio a la semana y antecedentes familiares de la enfermedad, entre otros.
“Esta es una página muy interesante porque indica el porcentaje de riesgo que tiene un individuo de ser diabético en los próximos diez años, y sobre todo muestra una serie de actividades que puede realizar para reducir esos índices y prevenir la enfermedad, como consumir más frutas y verduras o hacer más ejercicio”, refirió.
La página web, que puede ser consultada al ingresar a mexrisc.cs.buap.mx, cuenta con secciones en las que los internautas encontrarán consejos, datos estadísticos e información fundamental sobre diabetes, así como ligas a sitios especializados en nutrición, hábitos saludables y técnicas de prevención, entre otros.

MexDieta
La también doctora en Ciencias de la Computación, por la Universidad Pierre y Marie Curie, de Francia, informó que MexDieta es la segunda aplicación que puede ser consultada desde la red, o bien mediante un smartphone, cuyo objetivo es proporcionar un plan de alimentación saludable.
“En esta app tenemos todo un desarrollo de dietas sencillas hechas por nutriólogos, además de una agenda que indicará cómo va evolucionando la persona, e incluso le permitirá tener comunicación, vía chat, con un especialista que podrá aclarar sus dudas sobre alimentación”, precisó.
Para usar esta aplicación, la persona deberá registrarse en mexdieta.buap.mx, y posteriormente informar sobre su edad, estatura y peso actual, para que el sistema genere su índice de masa corporal, determine si el individuo tiene sobrepeso y la cantidad de kilogramos que debe bajar.
Luego, se le preguntará la cantidad de peso que quiere perder por semana, para generar un plan que indique las calorías que deberá consumir durante los próximos días, así como la cantidad de agua y ejercicio necesarios para alcanzar la meta.
Una característica es que el usuario podrá registrar sus avances por semana, si ha alcanzado la meta, si le queda mejor la ropa y cuál es su estado de ánimo. Además, tendrá la posibilidad de recibir notificaciones y recordatorios vía correo electrónico, así como indicar si padece de enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, alto colesterol o si es intolerante a la lactosa, para que se le proporcione la dieta más adecuada.

MexMov
La tercera aplicación es MexMov, un sistema que pretende motivar a las personas a realizar activación física y reduzcan sus índices de sedentarismo, a través de un conjunto de rutinas sencillas que se realizan a lo largo del día.
“Nuestra idea es crear una página informativa para que la sociedad conozca qué es la actividad física, qué necesitan hacer por día, como el sedentarismo afecta su salud y que tipo de acciones pueden realizar”, destacó.
La app cuenta con un apartado llamado “Mets”, en el cual las personas encontrarán una serie de retos progresivos que deberán cumplir, los cuales consisten en caminar desde 5 mil hasta 12 mil 500 pasos diariamente, así como elegir determinadas rutas para hacer el recorrido.
“Lo que hacemos es medir los niveles de actividad física del usuario, a partir de los acelerómetros que están integrados en la aplicación, para hacer una calibración de los pasos que da la persona y detectarlos”, detalló.
Subrayó que los retos pueden ser en lo individual o en grupo, y ejecutarlos de manera virtual. “Esto quiere decir que a la persona se le asignará un recorrido que tendrá que cumplir en cierto tiempo, por ejemplo, que camine una distancia equivalente a visitar todos los conventos del estado de Puebla. El reto lo podrá ir haciendo mientras camina por Ciudad Universitaria o por un parque, ya que dentro de la plataforma se le indicará los avances que va teniendo por día hasta llegar a la meta”.
La académica aseguró que una vez que se han cumplido todos los retos, las personas son recompensadas mediante medallas virtuales y postales que podrán compartir con sus amigos, “la finalidad es que con estas prácticas los usuarios se motiven y adquieran el hábito de moverse y dejar atrás esa vida de sedentarismo”. Actualmente, MexMov se encuentra en etapa de desarrollo y una vez que esté finalizada, los interesados podrán descargarla desde su celular.
La doctora María de la Concepción Pérez señaló que con estas herramientas se buscará crear comunidades más conscientes sobre el cuidado de la salud y la cultura de la prevención: “todo va de la mano, ya que al incrementar la actividad física se reducirán los niveles de glucosa y, por ende, disminuirán los riesgos de contraer enfermedades no transmisibles”.
El Laboratorio de Tecnologías de la Salud está integrado por docentes de los cuerpos académicos Sistemas de Información y Ciencias de la Conducta, de las facultades de Ciencias de la Computación y Medicina, respectivamente. Además, colaboran investigadores de los institutos Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), Nacional de Salud Pública y Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.