Las elecciones de este domingo transcurrieron en paz y no hubo injerencia del gobierno federal, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

En conferencia matutina, celebró que la jornada electoral se haya llevado en calma; sin embargo, informó que hubo un hecho violento en un municipio de Puebla.

 

“No hubo injerencia del gobierno federal, esto es inédito, ninguna autoridad del gobierno federal participó durante el proceso electoral en estos estados, lo subrayo porque es inédito”, aseguró.

 

“Yo no me metí a opinar en nada, estamos muy conscientes de que el gobierno no debe intervenir en elecciones, la cuarta transformación significa establecer una auténtica democracia, que no haya acarreo, compra de votos, frijol con gorgojo, que no se use el presupuesto para favorecer, que no se rellenen urnas ni e falsifiquen actas”, dijo.

 

El Presidente afirmó que se garantizó el voto libre y que la gente participó en calma. “Los institutos electorales darán los resultados y existen los tribunales electorales en caso de que haya impunidad”, destacó.

 

López Obrador dijo que no ha podido hablar con los candidatos “porque quiero que pase tiempo y sean las autoridades electorales más que resuelvan con absoluta independencia” “Que no se meta el Ejecutivo, esto es parte de los nuevos tiempos, no fui en el proceso electoral a esos estados y ahora ya voy a ir”, señaló.