La construcción de la unidad al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no se va a dar por decreto, hay que construirla y fortalecerla, señaló el diputado federal Alejandro Armenta Mier, al tiempo de señalar que su partido no se debe acostumbrar a ser oposición en Puebla, por ello es necesario consolidarse como una verdadera opción para los ciudadanos.
Al reunirse con la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras de Puebla (AMPEP), que encabeza Hilda Luisa Valdemar Lima, Alejandro Armenta comentó que es precisamente por el interés de abonar a la unidad, que se reunió ayer con Enrique Doger Guerrero, uno de los aspirantes a la candidatura de su partido el PRI al gobierno del estado para el 2016, de quien dijo, mostró disposición para sumarse a este pacto de unidad anunciado el pasado domingo por cinco de los aspirantes al mismo cargo.
Reconoció que habrá a algunos actores políticos a “quienes les lastime el esfuerzo de unidad que se está haciendo en el PRI”, pues esta elección sin duda que puede tener cualquier representación de futuro político, pero continuarán con estos esfuerzos donde muy pronto también buscarán reunirse con las senadoras Blanca Alcalá y Lucero Saldaña, así como con los demás aspirantes.
Destacó además que quien resulte ser el candidato o candidata, va a necesitar de cada uno de los integrantes de este grupo que el pasado domingo ya se dio a conocer con su pacto de unidad, pues cada uno de ellos representa importantes apoyos con sus propias estructuras.
Por otra parte, al cuestionarle sobre la gestión que realizará como diputado federal para que no desparezcan de Tepeaca ni la CORDE de la SEP, ni el juzgado, ni la oficina recaudadora, como ya se anunció, el diputado federal por dicho distrito confió en que se dé marcha atrás a esta decisión y que no se trate de un revanchismo político, pues dichas instancias no son de competencia federal, sino exclusivamente estatal.
Finalmente Alejandro Armenta Mier refirió que en su gestión como legislador buscará dignificar la función de diputado, y para ello en primera instancia habrá de informar sobre el uso que hará de los ingresos que percibirá, no solo por concepto de la dieta, sino de todos los ingresos inherentes a esta actividad, de los cuales, dijo, el 70 por ciento lo aplicará a la atención y funcionamiento de sus casas de gestión.