• Dos de ellos fueron directamente acribillados; en el caso de los otros tres se investiga si son víctimas circunstanciales.
• Entras las víctimas fatales se encuentra una mujer de 26 años de edad y su hija de 6 años.
• Se presume fue un ajuste de cuentas entre huachicoleros, según lo indicaron las primeras líneas de investigación.

Odilón Larios Nava.- Cinco personas, entre ellas una mujer y su pequeña hija de 6 años de edad, perdieron la vida en Tecamachalco a manos de un comando armado. El múltiple homicidio ocurrió
frente a un comedor ubicado en el kilómetro 58 de la carretera Puebla-Tehuacán.
Trascendió que dos de los muertos fueron asesinados de forma directa en una especie de ejecución, mientras que se indaga si los otros fueron víctimas colaterales del ataque. Las primeras líneas de investigación apuntan a que se trató de un ajuste de cuentas entre grupos de delincuentes probablemente relacionados al huachicol.
El atroz hecho ocurrió el día jueves como a las diez de la noche. Dos hombres llamados Roni Israel González y Urial Chávez, se encontraban reparando un tortón de la marca Kenwoorth con placas de circulación 795ES-8 del Estado de México. Este vehículo estaba estacionado frente al restaurante “Best Friends” ubicado en el barrio El Laurel, en Tecamachalco, en el tramo carretero Tecamachalco-Zozutla.
Fue mientras realizaban dicha acción cuando llegó al lugar un grupo armado y abrió fuego contra los dos hombres mencionados, y acabaron así con sus vidas.
La balacera causó pánico entre las personas que estaban en el restaurante, y según las fuentes consultadas, intentaron salir para escapar de las balas. Así es como, según esta versión de los hechos, Karla Vianey Matías Ríos, de 26 años de edad y su hija de nombre Alison Caory, de 6 años, fueron impactadas por balas perdidas que acabaron con su vida a la entrada del mencionado establecimiento. La mujer era originaria de Tochtepec, pero radicaba en Tecamachalco.
Dentro del lugar habrían resultado lesionados dos hombres, uno de ellos supuestamente abordó su camioneta Silverado color ladrillo, no se sabe si para escapar o para perseguir a los agresores y por ello quedó aproximadamente a un kilómetro del lugar donde ocurrió la agresión. Ambos fueron llevados al Hospital General de Tecamachalco, en donde horas después pereció uno de ellos de nombre Miguel Ángel Lara Rodríguez, de 20 años de edad, originario y vecino de Zozutla, en el municipio de Yehualtepec. Pereció a causa de los impactos de bala que recibió. Con él sumaron cinco víctimas mortales, mientras que el sobreviviente fue reportado como grave.
Los sicarios lograron escapar y se desconoce la identidad de los mismos, así como otros pormenores, cómo cuántos sujetos integraban el comando armado y el tipo de armas que utilizaron.
Una de las líneas de investigación señala que se trató de un ajuste de cuentas entre huachicoleros. Dentro del camión que estaban reparando estos hombres se encontraron cinco bidones, uno de ellos con hidrocarburo y otro con residuos del mismo líquido.
Las diligencias del levantamiento de los cadáveres duraron toda la noche, concluyeron hasta las siete de la mañana de este viernes.