Tras las derrotas del pasado fin de semana de los equipos Ángeles Preuniversitario y Morva, la directora técnica Angélica Nieto Ramírez, aseguró que hicieron una autocrítica para corregir los detalles que sean necesarios en esta parte decisiva del campeonato.
“Sabíamos que serían par de compromisos complicados, pero definitivamente no era necesario poner en peligro nuestra calificación a las finales y sí mejor aspirar a lo más alto, como siempre lo hacemos. En el caso de Preuniversitario significaba amanecer como superlíderes y esa posición te da mucha ventaja a la hora de disputar un título, ahora nos tenemos que conformar con un cuarto lugar general”, expresó.
Para el conjunto de Ángeles Morva, reiteró que se vive un proceso de aprendizaje con jugadoras que van de los 13 a los 16 años de edad y aunque tienen mucho por aprender, deben concentrarse los 90 minutos de cada partido, pues el juego del pasado fin de semana si no era “ganable”, tampoco era para salir con la derrota y menos por goleada.
Ahora dijo que no hay margen de error, porque todavía en zona de calificación ambos conjuntos (Morva es séptima de la general), deberán cerrar con fuerza el calendario regular, cosechar el mayor número de goles para mejorar posiciones y arropar el juego de conjunto que siempre les ha caracterizado.
Para este fin de semana, mientras el equipo de Ángeles Preuniversitario visitará a Jaguares, el cuadro de Morva le hará los honores al campeón San Luis Potosí.