• Será este lunes cuando los tres policías que fueron ultimados en una emboscada el sábado por la madrugada sean sepultados.
  • Trascendió que hasta el día de ayer el ayuntamiento de Huehuetlán El Grande no había respondido con los apoyos correspondientes a las familias.

 

Odilón Larios Nava. – Será este día cuando los tres policías de Huehuetlán El Grande, quienes fueron asesinados en una emboscada el pasado sábado, sean sepultados en Acatzingo donde tenían sus respectivos domicilios. Conocidos de los uniformados caídos en cumplimiento del deber indicaron que, hasta este domingo, el ayuntamiento de Huehuetlán no había otorgado ningún tipo de apoyo a los deudos.

Las mismas fuentes revelaron que los cadáveres del comandante Héctor Alberto Velázquez Ponce, Nicanor Pedraza Arizmendi – quien era militar retirado –, y Sali Judith Parra, fueron entregados a sus deudos la madrugada de este domingo. Posteriormente fueron trasladados a Acatzingo para ser velados por sus respectivas familias en sus domicilios.

En el caso de Saly fue velada en el barrio San José, mientras que Don Nicanor, como le decían sus conocidos, fue velado en el barrio San Gabriel, y el comandante Héctor Alberto lo velaron en El Calvario.

Los tres serán sepultados la mañana de este lunes en campos santos de aquella región. Cabe recordar que el pasado sábado entre las 00:00 horas a 01:00 horas, los uniformados de Huehuetlán El Grande recibieron una llamada que solicitaba apoyo policial en la calle Benito Juárez y calle sin número, de la colonia Agrícola. Al acudir a ese lugar los recibieron a balazos desde una emboscada.

Los tres policías mencionados fueron ultimados a balazos, la fémina recibió al menos dos balazos, el ex militar al menos siete y el comandante varias decenas de balazos, según indicaron fuentes extraoficiales, lo que hace presumir que este último era el objetivo de los delincuentes.

Durante el ataque resultó lesionado de bala el policía Noel H. A., de 38 años y el tesorero de Huehuetlán El Grande Rodriigo V. M., que presentaba un rozón de bala. Otro policía resultó ileso y pudo escapar hasta llegar a la comandancia y solicitar refuerzos.

Según las primeras investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) los delincuentes dispararon contra los policías desde dos camionetas, mismas en las que escaparon.

 

REPORTE OFICIAL

 

La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa actos y técnicas de investigación con relación a los hechos en los que fallecieron tres policías municipales de Huehuetlán el Grande.

La Fiscalía de Investigación Regional inició Carpeta De Investigación derivado del fallecimiento de tres integrantes de la Policía Municipal: Alberto N., comandante; Nicanor N., policía municipal y Saly Judith, policía municipal. Al desarrollar el levantamiento de los cuerpos que presentaban lesiones por arma de fuego, la mujer y uno de los varones estaban en la batea de la patrulla, en tanto que el segundo varón se ubicó a aproximadamente 200 metros.

Durante la agresión también estuvieron presentes un policía municipal, quien fue hospitalizado; así como otras dos personas que resultaron ilesas. Inicialmente se establece que los responsables iban a bordo de dos camionetas.

La Fiscalía General continúa con las investigaciones.