Por Jesús Lemus/Puebla

El Congreso del Estado de Puebla reformará una vez más la Ley de Seguridad que tiene el objetivo de ampliar la capacidad operativa de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para lograr que las empresas privadas cumplan con las pruebas de control de confianza para sus trabajadores.
Así lo confirmó el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado de Puebla, Jorge Aguilar Chedraui, quien recordó que el 1 de junio se avaló por primera vez la reforma a la Ley de Seguridad Pública para establecer la obligatoriedad de las pruebas de confianza.
Sin embargo, el diputado local del PAN, también reconoció que esa reforma del 1 de junio, todavía no se pública en el Periódico Oficial del Estado, ya que la dependencia no tiene la capacidad para ejecutar de un solo golpe las pruebas de confianza a trabajadores de las empresas de seguridad privada.
Es por ello, que primero publicarán la referida reforma para después modificarla una vez más y; con ello, establecer un periodo de 3 a seis meses para que la dependencia estatal aplique estos exámenes de control a los uniformados de empresas privadas.
“La Secretaría de Seguridad Pública debe garantizar en cantidad suficiente y en los meses que se establezcan, los criterios de capacidad para lograr que las empresas cumplan con las pruebas de confianza”, mencionó.
Cabe señalar que serán las empresas privadas quienes paguen los referidos exámenes y que costarán los 4 mil 435 pesos por cada trabajador que tengan registrado en su base de datos.
En caso de no cumplir con la nueva obligación de ley, las 15 empresas privadas que operan en el estado de Puebla, perderían el riesgo de perder su licencia de funcionamiento, pues ello se establece en las nuevas reglas de operación.