• La encargada fue presentada a declarar a la Fiscalía, donde siguen las investigaciones del caso.

Odilón Larios Nava.- Este viernes por la mañana la empleada del área donde murió la bebé Reneta Valentina C., en la estancia infantil Pequeños Triunfadores, fue presentada a declarar en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE). Se investiga si tuvo responsabilidad en el fallecimiento de la pequeña de 1 año 6 meses de edad.
El jueves por la tarde-noche personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron un dictamen de mecánica de hechos en la estancia infantil y por la mañana de este viernes realizaron otras diligencias en el lugar.
En ese momento pidieron a la encargada del área donde murió la niña que acudiera a la Fiscalía para rendir declaración sobre lo que ocurrió, ésta mujer aceptó y se presume después quedó libre pero sujeta a investigación.
La FGE investiga el caso y asegura que “también brinda apoyo y asesoría integral a la progenitora de la menor”.
Según un comunicado oficial: “La Fiscalía General continúa con la obtención de indicios y datos de prueba tendientes a esclarecer estos hechos, al tratarse de un posible homicidio imprudencial, de acuerdo a las conclusiones de la necropsia de ley”.
“El agente del Ministerio Público, la Agencia Estatal de Investigación y peritos del Instituto de Ciencias Forenses, trabajan en la investigación científica para la aportación de los datos de prueba”.
Hasta el momento en que fue emitido el comunicado no se había tenido contacto con la empleada de la estancia infantil que tenía bajo su cuidado a la menor, pero apenas dos horas después fue localizada en la misma guardería y se presentó a rendir declaración.
Oficialmente no hay detenidos por este caso según informaron fuentes ministeriales. Las indagatorias continúan para poder fincar o en su caso deslindar responsabilidades.

SEPULTAN A LA BEBÉ

Este viernes fue sepultada la pequeña Renata Valentina en el Panteón de san Baltazar Quetzalapa, en el municipio de Huatlatlauca. Sólo un pequeño grupo de familiares cercanos y amigos de la familia, no más de 50 personas, fueron las que acompañaron a la pequeña en la misa de cuerpo presente y después hasta el panteón de la mencionada comunidad.