*Derrotaron 3-2 a Australia

En uno de los partidos más emocionantes del Mundial Brasil 2014, Holanda se enfrentó a un sorprendente Australia, equipo ante el cual sufrió para derrotarlo 3 goles por 2, en el estadio Beira Río de Porto Alegre.
Tras la goleada a España, la “Naranja Mecánica” era favorita para imponerse a unos Socceroos que habían caído en su primer encuentro ante Chile, pero pocos esperaban resistencia ofrecida por los australianos.
Tras un inicio de estudio, el partido cambio con la primera anotación conseguida por Holanda al minuto 20. Arjen Robben, aprovechó su extraordinaria velocidad para escaparse de la defensa australiana y batir a Matthew Ryan. No habían terminado de celebrar los holandeses, cuando Tim Cahill empató el cotejo con un gol sublime, una volea desde un ángulo imposible, que botó en el larguero antes de traspasar la línea.
A partir de ese momento, el duelo se volvió de alarido, con ocasiones en ambos marcos.
Al inicia el segundo tiempo, el partido dio un giro. Tras una atajada espectacular de Ryan a un disparo de Wesley Sneijder, fueron los Socceroos quienes se adelantaron en el marcador, al 54’, cuando Jedinak hizo bueno un penalti marcado por mano de Daryl Janmaat.
Con la desventaja, la Naranja adelantó líneas y consiguió la igualada, en el 58’. Van Persie definió de forma magistral frente a Ryan para el 2-2.
El australiano Matthew Leckie no pudo rematar cómodamente un centro cuando Jasper Cillessen se encontraba ya batido, en el contragolpe, Depay mandó un disparo desde fuera del área que Ryan no pudo contener, y que al 68’, puso cifras definitivas de 3-2 al encuentro.