Por Ana Ruiz/ Puebla
El director del Corporativo Castillo y Aviña, Gonzalo Castillo, advirtió que por errores en las declaraciones digitales de algunos contribuyentes, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podría recurrir a los embargos.
Con la entrada en vigor del nuevo sistema fiscal del SAT, el además integrantes de la Red Mexicana de Franquicias explicó que las revisiones que este órgano realiza para conocer la situación de los contribuyentes y verificar que hayan cumplido con sus pagos, ya no tienen que ser notificadas a los sujetos.
En este sentido, expresó que de hallarse irregularidades, simplemente se le notificará al contribuyentes que tiene quince días para ponerse al corriente, y de hacer caso omiso al llamado, se puede recurrir al embargo.
“El contribuyente tiene 15 días para contestar omisiones, y después de eso la autoridad tienen 40 días para determinar si se tienen que pagar o no contribuciones, si no cumple, vienen los procedimientos administrativos de ejecución”, dijo el empresario poblano.
En este sentido, Gonzalo Castillo recomendó a los contribuyentes tener sus registros contables bien llevados, y contar un domicilio fiscal correcto para que no haya alguna contingencia o mayores problemas.