Por Patricia Moreno Sánchez

Francisco Javier Gallo Palmer, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), en rueda de prensa informó que con el consenso de los integrantes de esta cámara, se envió una solicitud al Senado de la República para que se elimine la asignación directa de obras a empresas “afines a los gobiernos”.
Señalo que esta práctica afecta el desarrollo y crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas (MyPIMES) en todo el país.
Gallo Palmer consideró que los micro y pequeños empresarios del ramo no cuentan con una representación real que vele por sus intereses por ello la decisión de unirse y alzar la voz ante este tipo de extrategias.
El dirigente empresarial recordó que el 97 por ciento de las empresas del ramo son MyPIMES y aglutina al 76 por ciento de la mano de obra en el país, el representante insistió en el llamado a las autoridades para “voltear la vista” a este sector.

Por ultimo confió que este planteamiento tenga resultados favorables, de ser así en un corto plazo, el sector de prestación de servicios relacionados con la obra pública, se vería inmediatamente apoyado para generar empleos, además se privilegiará la realización de obras prioritarias.