Por Jesús Lemus/Puebla

El senador de la República, Ricardo Urzua Rivera, se pronunció por eliminar el candado que se exige al menos diez años de militancia dentro del PRI, para que sea un ciudadano el candidato que pueda competir por la Presidencia de México en 2018.
Puntualizó que una de las tendencias electorales y que toma auge en algunas entidades del país, es que sean candidatos ciudadanos los que compitan por los diversos cargos de representación popular que estarán en disputa en las votaciones del año entrante.
Sin embargo, destacó que ello se discutirá por parte del PRI nacional en los foros que se realizan en diversas entidades, principalmente en Campeche, donde se definirá si se quita el candado de los diez años de antigüedad para ser candidato presidencial.
Asimismo, agregó que dentro de un mes, los priistas poblanos se reunirán una vez más con el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Enrique Ochoa Reza, para diseñar la plataforma política que se impulsará para el siguiente año.
Aclaró que hay priistas que están a favor y en contra de la consulta a la base, una vez que podría representar facturas internas en el partido y que no abonarían en la renovación de los diversos cargos de representación popular.
El senador del PRI puntualizó que la unidad es la única manera de garantizar verdaderos triunfos en lo que será la renovación de la Presidencia de México, Gobierno del Estado, diputaciones locales y federales, así como 217 presidencias municipales.
“Hay quienes están a favor y en contra de la medida, en lo personal estoy muy en contra, porque ello podría dividirnos, es por ello que debemos tomar los mejores acuerdos y dentro de un mes nos reuniremos con el presiente del partido Enrique Ochoa para diseñar la plataforma”, mencionó.