Marco Fierro

 

Aunque el Ayuntamiento de Puebla echará abajo las 84 bases que heredó la pasada administración encabezada por Luis Banck Serrato, no se afectarán a trabajadores

 

El Secretario de Administración, Leobardo Rodríguez Juárez, explicó que no se perjudicará a los empleados que recibieron sus bases, pues se mantendrán laborando en el gobierno municipal, pero bajo el esquema de honorarios

 

Sin embargo, una multa económica por daño patrimonial, amonestación o hasta la inhabilitación, son las probabilidades de sanción en contra de dos ex funcionarios de la administración anterior, quienes fueron los responsables de otorgar las bases irregulares.

 

Rodríguez Juárez garantizó el respeto a los derechos laborales de los trabajadores que obtuvieron este beneficio, pues ninguno de ellos perderá su empleo, sino que se procederá a cambiar su rango; es decir, que se les quitarán sus plazas pero serán contratados vía honorarios.

 

“No pretendemos proceder en su contra porque finalmente ellos no tuvieron la culpa de recibir las bases, para los responsables hay un procedimiento de la Contraloría Municipal y los trabajadores recibirán la oferta de seguir en la administración pero en otro esquema laboral”, dijo.

 

Por lo anterior, en este momento la instancia encargada de proceder jurídicamente en contra de la ex Secretaria de Administración, Yareni Janix Nátera y del ex director de Recursos Humanos, Gerardo Seráfico, es la Contraloría Municipal, quien determinará la sanción correspondiente.

 

Finalmente, dio a conocer que los ex servidores públicos serán citados para que presenten su defensa, por lo que a más tardar la próxima semana ya se tendrá el resolutivo.