Dulce Gómez

Uno de los elementos que impactaron una patrulla “Police Interceptor” en la Prolongación Reforma y calle San Martín Texmelucan el pasado 5 de junio, sí iba en estado de ebriedad, reveló el titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García.

En este sentido, el funcionario municipal indicó que serás la Unidad de Asuntos Internos y la Contraloría Municipal las áreas encargadas de investigar el tema.

Incluso, adelantó que a su llegada a la corporación –el 6 de junio del presente año- instruyó a los elementos encargados de las patrullas no circular a más de 25 kilómetros por hora cuando hagan rondines en la vía pública.

Manuel Alonso acotó que un elemento que hace un patrullamiento a más de 50 kilómetros por hora no puede percatarse si se comete un delito, de ahí la instrucción de reducir la velocidad.

Asimismo, el encargado de la seguridad en la ciudad mencionó que siempre existe el riesgo de un percance cuando un elemento se dirige a un llamado de emergencia y aseguró que el Gobierno Municipal siempre ofrecerá el apoyo necesario.

Sin embargo, dejó en claro que el Ayuntamiento de Puebla no tolerará que un policía conduzca en estado de ebriedad, tal y como se presume que lo hizo un efectivo el pasado 5 de junio.

“Se está investigando, porque sí probablemente el elemento iba en estado de ebriedad. No vamos a tolerar que un uniformado conduzca en estado de ebriedad”, finalizó.