Por Jesús Lemus/Puebla

La secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Ivonne Ortega Pacheco, reconoció que las elecciones extraordinarias del domingo 6 de julio en Cuapiaxtla de Madero y Acajete, podrían ser un termómetro de lo que ocurrirá el otro año en los comicios federales.
Así lo dijo después de asistir a los cierres de campaña en ambos municipios, donde participaron diputados locales, federales, los delegados del CEN en Puebla, además de la senadora de la República, Blanca Alcalá Ruiz.
En este sentido, pidió no adelantar vísperas de lo que puede ocurrir el otro año, ya que lo primero, dijo, es defender el voto para ganar los comicios extraordinarios en Cuapiaxtla de Madero y Acajete para elegir a las nuevas autoridades municipales.
Indicó que en el territorio poblano hay excelentes perfiles que podrán competir por las 16 diputaciones federales que hay en Puebla.
Sin embargo, recordó que el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, también concentrará sus baterías en los 18 Congresos Locales y 9 Estados donde habrá elecciones intermedias el otro año.
A pregunta expresa sobre una posible coalición con otras fuerzas políticas, la secretaría General no descartó dicho escenario con el PVEM y Nueva Alianza, aunque aseguró que es muy prematuro hablar sobre dicho asunto.
Ivonne Ortega consideró que las reformas impulsadas por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, serán la punta de lanza para obtener el triunfo durante las elecciones federales de 2015.
Afirmó que por el momento los mexicanos no perciben los beneficios de algunas reformas impulsadas por el mandatario federal, pero confió que en un corto plazo haya una buena percepción del trabajo que realiza el Gobierno de la República.
“Cada proceso electoral es diferente, los ciudadanos siempre evalúan el perfil de nuestros candidatos y nosotros tenemos buenos perfiles. El trabajo que hace el presidente Enrique Peña no se siente aún, pero seguramente cuando haya esos cambios con las reformas, habrá una óptica diferente entre los ciudadanos”, finalizó.