Por Jesús Lemus/Puebla

Las diversas declaraciones por el tema de la inseguridad en Puebla, solamente son una “estridencia política”, que en lugar de abonar a una solución social, únicamente se divide más a las personas que condenan esta problemática registrada en esta demarcación.
Así lo declaró el diputado local del PRI, Pablo Fernández del Campo, luego de considerar que la inseguridad no debe politizarse en el estado y municipio de Puebla, una vez que los poblanos se han percatado del incremento en diversas problemáticas.
Señaló que los partidos políticos están obligados a proponer estrategias que combatan la inseguridad, en lugar de criticar la ola de inseguridad en el transporte público y robo de combustible en los municipios que se ubican en la zona del triángulo rojo.
Destacó que urge la comparecencia de las áreas de la Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría General de Gobierno y Fiscalía General del Estado, para que informe sobre los trabajos que se hacen para disminuir la percepción ciudadana sobre la violencia registrada en Puebla.
Resaltó que ya pasó una semana de la solicitud de comparecencia y que fue apoyada por la mayoría de los partidos políticos, sin embargo es la fecha que todavía el Congreso del Estado de Puebla, no se pronuncia por la comparecencia de las dependencias antes citadas.
“Hay que actuar de manera urgente en el tema de la inseguridad, sin embargo, también quiero aclarar que no debemos politizar el tema, ya que la inseguridad es muy evidente y la población exige soluciones rápidas a esta problemática”, mencionó.
Cabe señalar que su declaración se desprende, después de que legisladores de izquierda como Alejandro Armenta Mier, Rodrigo Abdala Dartigues y Miguel Barbosa Huerta, criticaran la ola de inseguridad que creció en diversos municipios del estado de Puebla.