Por Jesús Lemus/Puebla

El Tribunal Electoral del Estado (TEE) exoneró al candidato de la Alianza Sigamos Adelante, Antonio Gali Fayad, de posibles violaciones a la ley para alcanzar la nominación, previo a iniciar la campaña para renovar el gobierno de Puebla en junio próximo.
Durante la sesión del organismo electoral, se desechó el recurso presentado por el PRI, donde se dijo que a través de vehículos de la Secretaría de Finanzas y Administración se colocaron pendones que referían “Tony Gali gobernador”.
Aunado a lo anterior, el PRI solicitó información para comprobar si los vehículos oficiales eran conducidos por panistas; sin embargo, la dependencia estatal se negó a brindar los datos provocando que se desechara la queja del Revolucionario Institucional.
Otro argumento que derivó en desechar la denuncia en contra de Antonio Gali Fayad, fue que no existen condiciones para determinar “elementos de modo, tiempo y lugar para comprobar que los pendones con la leyenda Tony Gali gobernador” fueron colocados previo a la designación del candidato a este cargo de representación popular, pese a que los magistrados consideraron que las evidencias eran autenticas.
Sobre una segunda queja y que fue presentada por Opción Ciudadana, se denunció a Gali Fayad de utilizar con beneficio propio la propaganda de su Segundo Informe de Gobierno como alcalde de Puebla para posicionarse como aspirante a la gubernatura, situación que fue rechazada por el TEE.