Por Patricia Moreno Sánchez

Este martes se conmemora el Día Mundial sin Tabaco, esta fecha la instituyó la Organización Mundial de la Salud con la finalidad de hacer conciencia de los daños que causa a la salud de la persona el alto consumo de esta droga legalizada, explicó el doctor Luis Meneses Guzmán, Neumólogo de la Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS, mejor conocido como Hospital de San José.
Meneses Guzmán expuso que el fumar se ha convertido en una adicción, la OMS reporta que a nivel mundial existen 210 millones de fumadores, y mueren 6 millones de personas por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco.
Agrego que México ocupa el sexto lugar a nivel mundial con fumadores hombres y segundo lugar con fumadores mujeres. Con una mortalidad de 65 mil muertes por año por fumar.
Agregó que lamentablemente, el consumo del tabaco inicia a más temprana edad, en menores entre los 15 y 17 años, de acuerdo a la encuesta Nacional de Salud Pública. Y se reporta que menores de ese grupo de 15 años fuman un promedio de 24.6 por ciento.
Refirió que mientras más temprano el menor o individuo inicia el consumo de cigarrillos, será más difícil que deje el hábito. Indicó que el tabaquismo condiciona una serie de enfermedades crónicas degenerativas e incapacitantes.
Refirió que se habla de que un adicto al tabaco pierde de entre 20 a 25 años de vida y le condiciona enfermedades cardiovasculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el cáncer de pulmón, de Laringe, de boca y de labio. Otro tipo de cáncer es el de colón, de riñón y de vejiga.
Comentó que pese a los daños a la salud es preocupante el incremento de esta adicción al señalar que al ser una droga legal, se toma incluso como cultural. Al señalar que en la mayoría de los casos los padres conviven con los hijos fumando un cigarrillo y ello va generando el hábito en los menores.
Comentó que como parte de las campañas para ir combatiendo el hábito de fumar, la Organización de la Salud informó que este año se propuesta de la campaña de “Prepárate para el Empaquetado Neutro” que consiste en obligar a las empresas para que las cajetillas de cigarros, sean de color blanco, solo con la marca y un pictograma del daño que causa a la salud el consumo de este producto, con ello se espera se reduzca el consumo del cigarro.