María Reyes 

 

Pese a que María Antonieta N., a la que calificaron como “Mata perros”, fue liberada por no encontrarse responsable de delitos graves, sus hijos de 8 y 17 años de edad quedaron resguardados en los centros de asistencia del Departamento de la Defensa de la Infancia y la Familia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Puebla (SEDIF).

 

Lo anterior con apego a la normatividad sobre protección de los derechos de la niñez poblana, la Procuraduría de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y Dirección de Asistencia Jurídica, tras la determinación del Ministerio Público.

 

Fue a través de la Carpeta de Investigación: CDI 4844/2019/UVFYDG que se investiga a la mujer señalada de Violencia Familiar y Abandono de Persona.

 

Fue el pasado 20 de septiembre a las 5:39 horas que el menor de 8 años fue ingresado a la casa de la Niñez Poblana, mientras que su hermano de 17 años de edad quedó ínternado el mismo día a las 19:40 horas a Casa de Ángeles, toda vez que este último fue trasladado, el día de los hechos para su revisión médica, al Hospital General de Cholula.

 

Cabe señalar que el adolescente padece distrofia muscular congénita, por lo que una vez que fue dado de alta, personal médico y jurídico del SEDIF se presentaron en dicho nosocomio para su traslado.

 

Ambos menores se encuentran recibiendo toda la asistencia integral por parte del organismo y pese a la situación vivida, ningún otro familiar se ha presentado a alguna de las instituciones para hacerse cargo de los hermanos.