• La detención la efectuó la SEMAR, SEDENA, PGR y Policía Federal en el restaurante Las Espadas.
• Su organización se dedica a la siembra y cosecha de amapola, así como a procesar heroína, en la Montaña de Guerrero.

Odilón Larios Nava.- El jede de Los Rojos, el capo Ángel Villalobos Arellano, es el hombre que fue detenido el pasado domingo mediante un operativo de autoridades federales en el restaurante Las Espadas en Atlixco, lo anterior fue dado a conocer mediante un comunicado de la Procuraduría General de la República por medio de un comunicado oficial.
El comunicado señala: “En el marco de la Estrategia de Seguridad para el estado de Guerrero, y como resultado del esquema de colaboración inter institucional entre la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de Seguridad a través de la Policía Federal, y autoridades estatales, se logró la captura de Ángel Villalobos Arellano, identificado como presunto jefe de Los Rojos, grupo delictivo vinculado a la siembra y cosecha de amapola, así como al procesamiento de heroína, en la Región de la Montaña en Guerrero”.
Mediante las investigaciones de las autoridades federales se supo que Villalobos Arellano junto con su hermano encabezaban un grupo criminal que está relacionado con el homicidio de un dirigente de una organización campesina, el cual ocurrió en noviembre del año pasado. Las investigaciones determinaron que Villalobos Arellano cambió de residencia al estado de Puebla desde donde seguía operando.
Una vez que las autoridades confirmaron esa información las autoridades antes mencionadas realizaron un operativo en Atlixco, en un restaurante de aquella demarcación en donde lograron la detención del capo y su gente de seguridad, según reportes extraoficiales cerca de 16 detenidos en total.
“Con esta detención se dio cumplimiento a la orden de búsqueda, localización y presentación en contra de Ángel Villalobos Arellano, quien dada su presunta participación en delitos de alto impacto en Guerrero, era considerado uno de los objetivos prioritarios en la estrategia que se implementa en el estado”.
Cabe señalar que se les aseguraron armas de fuego, equipos de telefonía móvil, once cartuchos útiles y un vehículo blindado.
Junto con los objetos, fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR).