+ Al recibir el ejemplar de colección expresó su admiración por el poeta nacional de Cuba, cuya obra interpreta el espíritu libertario y la aspiración de construir una sociedad más justa y equitativa
Hoy, cuando la globalización parece extrapolar diferencias y ahondar brechas, requerimos de la mirada clara sobre lo que significa la integración como elemento de pacificación, solidaridad, sustentabilidad e, incluso, supervivencia. De aquí la relevancia de articular esfuerzos entre las instituciones de educación superior, donde se construye el capital social, se genera el conocimiento y se forman ciudadanos responsables, capaces y comprometidos, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al ser distinguido con la Edición Especial de la “Elegía Camagüeyana” del Poeta Nicolás Guillén.
Al reiterar su agradecimiento por esta condecoración a la Universidad “Ignacio Agramonte y Loynaz”, de Camagüey, Cuba, con la cual la BUAP mantiene una relación histórica de más de dos décadas, así como a su rector Santiago Lajes Choy, puntualizó que hoy los desafíos de una nación no son exclusivos de sus habitantes: “Estamos más interconectados que nunca, somos más interdependientes, pero no confluimos en la conciencia ineludible de que el futuro colectivo está irremediablemente anclado a los ‘presentes individuales’”.
En ceremonia solemne en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, en Camagüey, el Rector de la BUAP recibió de su homólogo, el rector de la Universidad “Ignacio Agramonte y Loynaz”, la Edición Especial de la Elegía Camagüeyana del Poeta Nicolás Guillén, máxima distinción que ese centro de educación superior otorga a personalidades cubanas o extranjeras.
“Es para mí motivo de gran satisfacción, pero sobre todo de profunda emoción, recibir esta Edición Especial de la Elegía Camagüeyana del Poeta Nicolás Guillén, que me otorga la Universidad de Camagüey y que entiendo como una muestra de amistad y reconocimiento a la larga vinculación entre esta institución y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, que me honro en dirigir”, dijo.
Recordó que la unión solidaria que mantienen ambas instituciones, “ha dado paso a convenios que han permitido llevar a cabo innumerables programas y acciones de trascendencia social y académica, como el programa de alfabetización “Yo sí puedo”, la actualización y la mejora de los indicadores de productividad de los docentes e investigadores de la BUAP, la producción científica, el fortalecimiento del currículo de licenciaturas y posgrados de las facultades de Arquitectura, Derecho, Administración y Economía, así como la movilidad e intercambio de docentes y estudiantes”.
La histórica colaboración con la Universidad de Camagüey, abundó, se sustenta en la convicción compartida sobre la trascendencia social de la educación y el compromiso de sumar recursos y voluntades que permitan encontrar caminos viables y estrategias innovadoras, para la aplicación del conocimiento en favor del desarrollo.
“Con tan sólida base esperamos seguir trabajando para analizar y comprender los complejos desafíos de nuestro tiempo y generar respuestas viables para avanzar en el camino de la justicia, la paz y la equidad. Deseo que la alianza de cooperación entre nuestras universidades abone a alcanzar la aspiración del Maestro Nicolás Guillén, para acabar con toda forma de discriminación y construir un mundo donde todas las razas, las lenguas y los colores, encuentren puntos de confluencia para asegurar un futuro a nuestro planeta”, expresó.
Finalmente, Esparza Ortiz señaló: “El hecho de que este premio sea un ejemplar de colección de la Elegía Camagüeyana, me permite expresar también mi admiración al gran poeta nacional de Cuba, el Maestro Nicolás Guillén, máximo exponente de la poesía antillana, cuya obra interpreta a cabalidad el espíritu libertario de los seres humanos y su legítima aspiración por construir una sociedad más justa y equitativa. En esa tarea, nada mejor que estrechar lazos y sumar voluntades. Nada más conveniente que unir esfuerzos y generar sinergias. Nada como articular anhelos, potenciar acuerdos y resolver diferencias”.
El Rector de la BUAP recibió tal presea durante su participación en el Décimo Congreso Internacional de Educación Superior “Universidad 2016”, que tuvo lugar en La Habana, Cuba, punto de encuentro de más de 2 mil representantes de universidades, centros e institutos de investigación especializados, para debatir en torno al lema “Universidad innovadora por un desarrollo humano sostenible”.