Motivados por el regreso de Christian Bermúdez, el Puebla de La Franja se enfoca únicamente en su partido del próximo domingo ante Toluca, equipo al que trataran de doblegar para quedarse con los tres puntos.
“Estoy muy contento con el trabajo que se ha realizado durante toda la semana, se ha trabajado a una intensidad muy alta, vi a los jugadores muy comprometidos. Uno como entrenador puede planear un micro ciclo, un entrenamiento, un trabajo, pero el que le da la calidad es el jugador en cada entrenamiento y hoy se los comentaba a ellos antes de empezar”, dijo el director técnico Ricardo Valiño.
“Estamos muy contentos con la calidad de trabajo de esta semana, ojalá que todo lo que hemos trabajado lo podamos plasmar el domingo en la cancha y conseguir un buen resultado, que es el objetivo más importante”, agregó.
Del mismo modo, el timonel camotero habló del equipo de Hernán Cristante, al que definió como peligroso, sin embargo, confía en la capacidad de la zaga poblana para neutralizar los rápidos ataques de los Diablos.
“Hemos enfrentado en un amistoso a Toluca, nos conocemos bastante, es un
equipo muy vertical, que cuando hace la transición de defensa-ataque es un equipo peligroso, sobre todo por las bandas en el centro del ataque tiene muchas variantes y jugadores de distintas características lo que lo hace un rival de mucho cuidado”.
Finalmente, Valiño comentó que Óscar Rojas y Álvaro Navarro ya trabajan a la par del grupo, por su parte, Alexis Canelo ya empezó a hacer fútbol. Pero desafortunadamente, el club no podrá contar alrededor de un mes con Franco Arizala, quien fue operado de una hernia inguinal.