• El dirigente nacional del tricolor estuvo en Puebla para avalar elección de Isabel Allende y Pepe Chedraui
• “No se vale un gobierno soberbio” asentó

Por Jesús Lemus/Puebla

Al dejar en claro que las diputaciones federales en Puebla no se negociarán con nadie, el líder del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, César Camacho Quirós, afirmó que en Puebla no “se vale un gobierno soberbio”.
Así lo dijo durante su discurso después de tomar protesta a los nuevos dirigentes del partido en el estado y capital, Ana Isabel Allende Cano y José Chedraui Budib en las instalaciones del Complejo Cultural Universitario (CCU).
En este contexto, el dirigente nacional, César Camacho Quirós, afirmó que aquel que no está en “la sensibilidad de los ciudadanos, jamás tendrá éxito durante su gobierno”.
Respecto a las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso Chalchihuapan, el líder priista dijo que el organismo cumplió con su deber, pero la administración estatal se ha visto tibia y evasiva sobre el tema.
Dijo que el PRI no estará pensando a futuro sobre cómo utilizar el conflicto del pasado 9 de julio, sino el trabajo del instituto político está concentrado en el presente “donde lo más importante es que hay un gobernante que busca mostrar un mundo que no existe, casi de telenovela y con una realidad que no tiene nada que ver con los poblanos”.
Sobre la designación de candidatos a diputados federales, César Camacho Quirós dejó en claro que en Puebla no se negociarán las posiciones, ni mucho menos el proceso federal del otro año cuando se renovarán 16 curules para la Cámara Baja y que corresponden a la entidad poblana.
Sentenció que los candidatos para las diputaciones del territorio poblano, serán para aquellos priistas con trabajo y presencia política en las diversas regiones de Puebla, a fin de garantizar el triunfo para julio próximo.
“Las candidaturas 2015 no se negociarán, se designarán perfiles prestigiados, con carreras partidarias y buenos resultados, nuestra alianza serán con los ciudadanos”, dijo.
Asimismo, señaló que “más les vale” a la nueva dirigencia estatal y municipal del PRI en Puebla, cumplir con su obligación al frente del partido, a fin de mostrar un nuevo rostro hacia los ciudadanos.
Mencionó que el instituto tricolor debe ser un partido de puertas abiertas, donde se escuche a la militancia, que conoce el escenario político que se vive en el estado de Puebla.